Sobrino de Osiel Cárdenas se declara culpable en EU

Rafael Cárdenas Vela, exlíder del cártel del Golfo. Foto: Especial
Rafael Cárdenas Vela, exlíder del cártel del Golfo.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- Rafael Cárdenas Vela, exlíder del cártel del Golfo y sobrino del capo Osiel Cárdenas Guillén, se declaró culpable de delito de conspiración para introducir drogas a territorio estadunidense.

En la audiencia de este lunes en una corte federal de Texas, Cárdenas Vela aceptó que entre enero de 2010 y octubre de 2011, participó en una conspiración para distribuir en Estados Unidos cinco kilogramos de cocaína y más de una tonelada de mariguana, informó la oficina del procurador federal para el sureste de Texas.

La dependencia detalló que el juez federal Andrew S. Hanen fijó el 18 de junio como fecha para dictar la sentencia.

Cárdenas Vela, de 38 años de edad, aceptó también entregar al gobierno de Estados Unidos la cantidad de cinco millones de dólares, producto de las ventas ilícitas de drogas, y una residencia ubicada en Brownsville, Texas, la cual fue adquirida con dinero del narcotráfico.

El capo mexicano, asumió el liderazgo del cártel del Golfo después de la muerte de su tío Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, en el año 2010.

Conocido con los alias de Junior y/o Comandante 900, Cárdenas Vela fue detenido en octubre de 2011 en la ciudad de Brownsville, Texas; se enfrenta a una condena de entre 10 años de cárcel y cadena perpetua, así como una multa de 10 millones de dólares.

Ante de encumbrarse como líder del cártel del Golfo, Cárdenas Vela se desempeñó como jefe de plaza en San Fernando, donde en agosto de 2010 fueron ejecutadas 62 personas centroamericanas en Río Bravo y en Matamoros, Tamaulipas.

Comentar este artículo