Fallido encuentro con sexoservidora, frustra detención de El Chapo: SIEDO

Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa. Foto: Benjamin Flores
Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Subprocuraduría de Investigaciones en Delincuencia Organizada (SIEDO), Cuitláhuac Salinas Martínez, reveló que el líder del Cártel del Pacífico se salvó de ser detenido gracias a que su frustró su encuentro con una sexoservidora contratada por personal a su servicio.

Salinas Martínez reveló al diario Reforma detalles sobre la fallida captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, ahora en los Cabos, Baja California Sur, el pasado 18 de febrero.

“Tres días antes (del operativo del 21 de febrero) llegó ella, eso es lo que ella refiere, esperando al que iba a ser su cliente, que lo vio poco antes de su detención y por cuestiones de que a ella se le presentó su menstruación, se supone que lo dejaron para después.

“Ella refiere, ‘a mí me contrataron, el día que llegó la persona que yo iba a atender, yo le dije ¿sabes qué? no puedo por esto’ (la menstruación); dijeron ‘bueno, después’ pero ella permanece un poco más en la casa”.

“Si no hubiera sido esa circunstancia, lo encontramos allí (al ‘Chapo’)”, detalló el funcionario.
Vendada de los ojos, la chica, según cuenta el funcionario al diario, fue llevada hasta la casa que El Chapo había rentado, en la zona de Punta Ballena.

Ahí la tuvieron esperando, junto con un jardinero y una cocinera.

De acuerdo con el relato del titular de la SIEDO, al jardinero después le pidieron que fuera a una pista clandestina localizada en el sur del estado, para recoger a una persona. Una vez que lo vio, supo que se trataba de líder del Cártel de Sinaloa.

Asimismo, dijo que el jardinero, la sexoservidora y la cocinera tenían algo en común: que habían sido contratados apenas unos días antes.

“La señora señala que van y la contratan desde enero, se gana un dinero para hacerse una mejora física (una cirugía estética), la llevan al hospital, la sacan del hospital”, dijo Salinas.

Conforme a los datos que ha recabado el Gobierno federal de esta investigación, “El Chapo” no ha querido modificar su rostro, aunque ha pagado cirugías a sus empleados.

Para el subprocurador, el personaje más importante en esta historia es la sexoservidora, pues el capo sinaloense viajó a Baja California Sur por sus servicios, y al mismo tiempo en forma indirecta fue clave para que Guzmán no fuera detenido.

Reveló que desde principios de febrero tenían datos de inteligencia que referían que el narcotraficante vivía en una finca; semanas después, la Policía Federal recibió una denuncia anónima que señalaba que estaba en una casa de Los Cabos.

El 21 de febrero, según la agencia Associated Press, entró la Policía Federal a la residencia de Punta Ballena. Ese día capturaron al jardinero, la sexoservidora, el piloto y la cocinera, pero el titular de la SIEDO dice que a él los pusieron a disposición a los detenidos hasta el día 24.

La corporación aseguró dos camionetas, granadas, un fusil y un lanzagranadas, pero no a su presa.

El operativo, no obstante, rompió la idea de que El Chapo vivía pertrechado en su santuario del “Triángulo Dorado”, en la Sierra Madre Occidental.

Salinas manifestó también que esta fue la tercera ocasión en el año en que le han pisado los talones a Guzmán, pues se tiene información de que el 2 de marzo iba con su jefe de escoltas Jonathan Salas Avilez El Fantasma y el grupo que se enfrentó a militares en Culiacán.

Antes, a principio de año, la Marina estuvo a punto de detenerlo en Sonora, donde fue capturado un hijo de Adán Salazar Zamorano “Don Adán”, un narcotraficante muy cercano a “El Chapo” que está sujeto a un juicio de extradición a Estados Unidos.

“En el caso de (‘El Chapo’) nuestro objetivo es principal, primero porque es cabeza de un cártel, segundo porque en un momento logró la evasión de un penal, eso es muy importante, es un penal de máxima seguridad del que se evadió, y además porque la trascendencia del sujeto a nivel económico es de mucha peligrosidad para el Estado mexicano”, concluyó Salinas.

Comentar este artículo