Sismo de 7.89 grados; 11 heridos y cientos de viviendas afectadas en Oaxaca y Guerrero

Por sismo, suspenden el servicio en la Línea A del Metro. Foto: AP
Por sismo, suspenden el servicio en la Línea A del Metro.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (apro).- El sismo de 7.8 grados en la escala de Richter, que impactó la zona del centro y sur del país –el más fuerte después del terremoto de 1985–, dejó 11 heridos y alrededor de 860 casas afectadas en Guerrero y Oaxaca, así como cuarteaduras en edificios y planteles escolares, y la suspensión de transporte público y de actividades escolares.

Además, interrumpió la telefonía celular y fija, provocó la caída de postes y, por si fuera poco, fracturó la red de suministro de agua potable en el oriente de la ciudad, lo que dejará sin agua durante dos días a aproximadamente 250 mil habitantes de las delegaciones Iztapalapa y Tláhuac.

El sismo registrado a las 12:02 horas de este martes, cuyo epicentro se localizó en la comunidad de Huajintepec, ubicado a 20 kilómetros de la cabecera municipal de Ometepec, Guerrero, también se sintió fuerte en el estado de Oaxaca, donde Malia Obama, hija del presidente estadunidense Barack Obama, se encuentra de vacaciones.

Minutos después de ocurrido el temblor, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, reportó saldo blanco, luego de realizar un sobrevuelo por la capital mexicana para revisar la situación.

En conferencia de prensa celebrada en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública, Ebrard mencionó que en un primer balance, luego del sobrevuelo de cuatro helicópteros y una revisión por parte de la Secretaría de Protección Civil, se pudo detectar cuarteaduras en varios edificios, así como vidrios de ventanales destrozados, sobre todo en inmuebles que rebasan los 10 niveles.

Precisó que en las instalaciones de la SSP del Distrito Federal se revisaron 47 inmuebles, que no presentaron daños estructurales, y faltaba por inspeccionar 160 en diferentes demarcaciones.

Informó que la ciudad de México no sufrió daños en su infraestructura y los servicios estratégicos se encuentran funcionando; además –añadió–, no se reportan pérdidas de vidas, pero las autoridades se mantienen en alerta por las réplicas que están ocurriendo, dijo.

El jefe de gobierno capitalino indicó que pese a la intensidad del temblor los daños fueron menores, debido a que existe una cultura de Protección Civil y se cambiaron las normas de construcción, además de que la alerta sísmica funcionó este medio día.

No obstante, el jefe de Gobierno anunció que la alerta tras el sismo permanecerá vigente hasta el miércoles 21 en la Ciudad de México.

Advirtió que también quedará suspendido un tramo del servicio de la Línea A del Sistema de Transporte Colectivo Metro que corre de Pantitlán a Los Reyes, porque los ingenieros valorarán los daños que presentó tras el sismo.

Por último, se refirió al estado de salud del chofer de un microbús sobre el que cayó un puente peatonal en la delegación Azcapotzalco, y refirió que se encuentra en terapia intensiva.

Asimismo, señaló que el presidente Felipe Calderón se puso en contacto para ofrecer todo el apoyo del gobierno federal.

Por separado, el presidente de la República, quien se encontraba en Monterrey, Nuevo León, aseguró que en esa entidad no había reportes de daños graves por el sismo y que todo quedó en un “susto muy fuerte”.

Antes de observar el inicio de la tercera etapa de obras de reparación en la ciudad, luego del paso de la tormenta tropical Alex, el Ejecutivo informó a los presentes del temblor que una hora antes sacudió la Ciudad de México, con epicentro en Ometepec, Guerrero.

“Ahora que estábamos supervisando las obras del río Santa Catarina, me estaban reportando un temblor muy fuerte, entre otras partes, en la ciudad de México, con intensidad de 7.9 grados en la escala de Richter (7.8 grados, confirmó después el Servicio Sismológico Nacional), uno de los más fuertes que se han sentido. Afortunadamente no se reportan hasta el momento, y no quiero descartarlo de plano, no se reportan daños graves”, dijo Felipe Calderón ante unas 500 personas.

“Hablé con el jefe de Gobierno (Marcelo Ebrard), que me dijo que no tienen reporte de daños mayores. Muchas escenas de pánico, una evacuación conforme a este tipo de escenarios, y acabo de hablar con el gobernador de Guerrero (Ángel Aguirre), que no reporta daños personales y está enviando personas a Ometepec para mayor información. Fue un susto muy fuerte, pero hasta el momento no tenemos vidas (perdidas) que lamentar”, dijo.

Por otra parte, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré informó que no hubo víctimas mortales por el sismo, pero sí 11 heridos, dos de ellos en esta capital y nueve en Oaxaca.

La funcionaria señaló que las áreas donde se registraron los mayores daños se encuentran en la zona costera situada entre los estados de Guerrero y Oaxaca, aunque también se vio afectada la capital mexicana “por las aceleraciones naturales del suelo”.

En esta ciudad, la alarma sísmica alertó a los trabajadores de los edificios que albergan el gobierno del Distrito Federal y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el Centro Histórico, y en sólo 60 segundos desalojaron los inmuebles.

Un minuto después del movimiento de tierra, la plancha del Zócalo capitalino había sido invadida por miles de personas que laboran en los edificios aledaños y por turistas y paseantes que se encontraban en los hoteles que se ubica alrededor.

Gurza detalló que el derrumbe de un puente que tenía un daño estructural cayó parcialmente sobre un pequeño autobús, cuyo chofer resultó herido.

Autoridades delegacionales reportaron que la estructura del puente es revisada para determinar si solo requiere ser reforzada o se necesita tirarlo y volverlo a colocar.

Además, colapsó una escalera en un edificio del gobierno federal y se registraron grietas en las sedes del Banco de México, la Comisión Federal de Electricidad y en viviendas.

Gurza informó, asimismo, que en dos tramos del Metro las vías quedaron deformadas, lo que obligó a suspender el servicio en la línea A.

En tanto, el Sistema de Aguas dio a conocer que al menos 250 mil habitantes de colonias de Iztapalapa y Tláhuac quedarán sin agua en los siguientes dos días, debido a que el sismo provocó la ruptura de tuberías de distribución.

“Dos acueductos tuvieron afectaciones, el Tláhuac-Xochimilco, operado por nosotros y el de La Caldera, manejado por la Comisión Nacional del Agua, que abastece la región oriente de Iztapalapa, en nuestro caso, e Ixtapaluca, en el Estado de México”, dio a conocer el director del organismo, Ramón Aguirre.

En el sector educativo se informó que 5 mil 200 escuelas de educación básica de la capital del país suspendieron clases a causa del sismo.

Por su parte, la Administración Federal de Servicios Educativos del Distrito Federal señaló que se suspendieron las clases en el turno vespertino de entre mil 700 y mil 800 escuelas públicas.

La Secretaría de Educación Pública señaló que no se registraron daños en los centros educativos, apenas algunos vidrios rotos y cuarteaduras en los edificios. Alrededor de un millón 800 mil niños fueron retirados de los planteles.

En Guerrero, estado donde se registró el epicentro, el gobernador Ángel Aguirre Rivero anunció la puesta en marcha de un plan emergente para atender a las familias damnificadas, que incluye la instalación de alberges temporales y la entrega de víveres.

En conferencia de prensa en la residencia oficial Casa Guerrero, informó que había ordenado la suspensión de clases en el turno vespertino en los municipios de la región de la Costa Chica y en el puerto de Acapulco, como parte del plan preventivo ante las réplicas y cualquier posible efecto posterior al movimiento.

Precisó que se tiene el reporte de serias afectaciones a la estructura de las viviendas en municipios de la región de la Costa Chica, cuyas familias en su mayoría han sido evacuadas y ubicadas en albergues temporales que se han instalado con la ayuda de varias dependencias del estado.

Aguirre Rivero afirmó que con la 35 Zona Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se lleva a cabo una valoración de los daños ocasionados por el sismo y se ha tomado la determinación de instrumentar un plan emergente para ayudar a las familias afectadas.

Aseguró que su gobierno, dentro del plan emergente, prevé hacer una aportación económica para la reparación de viviendas afectadas, cuyo saldo hasta el momento asciende a 800.

El gobernador guerrerense manifestó que ante la contingencia, el gobierno federal destinó a la entidad 20 millones de pesos del Fondo Nacional de Solidaridad (Fonas), y señaló también que por el momento no se ha aplicado el Plan DNIII en la Costa Chica de Guerrero.

En Oaxaca se reportaron por lo menos 25 municipios con daños menores, así como 61 viviendas afectadas y cinco lesionados.

De acuerdo con el director del Instituto Estatal de Protección Civil del estado, Manuel Maza Sánchez, de las 12:02 horas en que ocurrió el movimiento telúrico y hasta las 14:00 horas se registraron 119 replicas, de las cuales tres rebasaron los 5 grados en la escala de Richter.

Precisó que a las 12:02 ocurrió el de mayor intensidad y a las 12:35 horas se registró otro de 5.3 grados al sureste de Ometepec, Guerrero, posteriormente, a las 13:02 se ubicó otro temblor con una intensidad de 5.2 grados y a las 14:14 horas tuvo lugar otro movimiento telúrico de 5.2 grados en la escala de Richter, estos dos últimos en Pinotepa Nacional, Oaxaca.

El funcionario estatal hizo hincapié en que aunque “estamos en alerta amarilla” no hay una prealerta de Tsunami.

Tras el sismo y los daños reportados en la capital de la República y varios estados, periódicos digitales de España, Estados Unidos, Inglaterra y algunos de América Latina publicaron en notas principales el movimiento telúrico.

En España, el diario El País publicó una nota con el título “Un fuerte terremoto sacude al suroeste de México”, en la que destacó fotografías de capitalinos con crisis nerviosa, en tanto que El Mundo cabeceó “Un terremoto de magnitud 7,6 se siente en todo México”, y publicó fotos de los daños materiales que sufrió el Distrito Federal.

En Estados Unidos, el diario The New York Times tituló su nota “Fuerte movimiento telúrico de 7.4 grados sacude la Ciudad de México”, y destacó declaraciones de gente que vivió el sismo en tiempo real.

“Fuerte sismo sacude a la Ciudad de México; ligeros daños”, cabeceó The Washington Post en su página de internet, donde colocó imágenes del desalojo de edificios en Paseo de la Reforma.

En Inglaterra, The Mirror destacó el sismo en su portada principal en su página de internet y lo tituló: “Terremoto superior a los 7.6 grados azota México”. El medio inglés ilustró su nota con una imagen de satélite mostrando el epicentro del movimiento.

En tanto, The Times le dio un llamado y lo tituló: “Terremoto sacude a la Ciudad de México, no se reportan daños considerables”.

En América Latina, el diario argentino El Clarín cabeceó: “Un terremoto de 7,6 grados sacudió el sudoeste de México”, y mostró fotografías de capitalinos aterrados por el fuerte movimiento.

Comentar este artículo