Paran empleados de nueva planta de VW en Silao; les quieren pagar menos

SILAO, Gto. (apro).- Unos 120 trabajadores de la nueva planta de Volkswagen que se construye en terrenos del Puerto Interior de Guanajuato, se declararon en paro total de labores, inconformes por los salarios que la empresa les está ofreciendo pues, aseguran, durante su periodo de capacitación se les hicieron muchas promesas que no les están cumpliendo.

El grupo recurrió al apoyo de la Sección 15 de la CTM –con sede en el Distrito Federal y cuyo secretario general es Joaquín del Olmo– para interponer una demanda ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, misma que se encuentra en desahogo con la intervención de los representantes legales de la empresa automotriz, la asesoría jurídica de la CTM y un grupo de trabajadores.

Integrada en su mayoría por jóvenes con carrera como técnicos superiores universitarios (en un 90 por ciento) y otro grupo de ingenieros, la plantilla de personal ya labora en la instalación, ensamblaje y montaje de maquinaria y prueba de los motores que producirá la planta, mismos que comenzarán a fabricarse a partir de octubre próximo para su exportación.

Esta es una de las inversiones concretadas durante el actual sexenio, misma que representa 550 millones de dólares y un compromiso de crear 700 empleos directos.

El gobierno de Juan Manuel Oliva Ramírez ofreció una beca durante las semanas de capacitación para los técnicos, equivalente a 130 pesos diarios. Ahora que ya forman parte de la base de personal, los contratos individuales que están firmando reportan un ingreso de 200 pesos diarios.

“Cuando estábamos en la capacitación, algunos de nosotros laborábamos en otra empresa, pero venimos con la esperanza de percibir un mejor salario. Así nos lo decían los representantes de VW, que iba a ser muy superior a lo de la beca, que no nos preocupáramos, y ahora no nos están cumpliendo”, expuso uno de los jóvenes técnicos, quien se identificó como Vicente Rivera.

Por ahora, sólo 45 personas permanecen en el interior de las instalaciones de la planta que aún no inicia operaciones al cien por ciento pero ya efectúa pruebas de motores; “sólo el número que determinó la Junta de Conciliación, pero no hay más gente adentro”, señaló el grupo que permanece en guardia en el exterior de la planta.

Los contratos individuales los comenzaron a firmar hace un mes. “Cuando vimos el sueldo que nos ofrecían, interpusimos la demanda ante la Junta de Conciliación y fuimos a pedir ayuda a la CTM. Siempre nos dijeron que íbamos a ganar mejor, que no nos íbamos a arrepentir”, señalaron.

Incluso, mencionaron que mientras un guardia de seguridad de la misma planta tiene un sueldo de 8 mil 500 pesos mensuales, a ellos les están ofreciendo pagarles 6 mil pesos.

Por ello, en su pliego de negociación –que hasta ahora los representantes de la empresa están rechazando rotundamente– plantea un techo de 500 pesos diarios. “No nos vamos a bajar de 10 mil pesos; la empresa nos dice que son  barbaridades pero somos técnicos superiores universitarios, a los ingenieros les quieren pagar sólo 200 pesos más que a nosotros, y hasta nos contestaron que si queríamos ganar más nos metiéramos de guardias de seguridad, no se vale”, se quejaron.

Entre los jóvenes trabajadores hay técnicos en mecatrónica, procesos de producción, mantenimiento Industrial, cuyos salarios se cotizan en la región entre 8 y 10 mil pesos, según detallaron.

 

Comentar este artículo