Sacuden el centro del país tres réplicas de 5.2, 5.0 y 4.2 grados Richter

MÉXICO, D.F. (apro).- El Servicio Sismológico Nacional (SSN) aseguró que los dos temblores de 5.2 y 5.0 grados Richter que sacudieron hoy a la región centro del país fueron parte de las réplicas que se han registrado desde el pasado 20 de marzo, cuando el movimiento telúrico alcanzó una magnitud de 7.4 grados.

Ambos ajustes del subsuelo tuvieron su epicentro en Pinotepa Nacional, Oaxaca, y por rebasar los 5 grados, se activó la alerta sísmica.

El primer movimiento se produjo a las 5:10 horas de la madrugada y fue casi imperceptible. El segundo se registró a las 8:06 horas y, aunque fue de menor intensidad, generó mayor movilidad por la hora en que sucedió.

Según el SSN, durante la mañana se sintió un tercer sismo en San Marcos, Guerrero, con una intensidad de 4.2 grados que pasó desapercibido.

La Subsecretaría de Protección Civil del gobierno federal no reportó daños, salvo episodios de pánico y nerviosismo entre la población.

El director de Normatividad de Protección Civil del estado, Víctor Flores Vela, informó que se ha llevado a cabo un monitoreo y revisión debido a los movimientos registrados esta mañana.

De acuerdo con el SSN, hasta las 9:35 horas del 13 de abril, se han registrado 418 réplicas del sismo de Ometepec, del pasado 20 de marzo, entre esos los dos de hoy.

El temblor del miércoles pasado que tuvo su epicentro en Michoacán ha tenido hasta hoy 20 réplicas y el de Guerrero Negro, Baja California Sur, 13.

Autoridades del Distrito Federal, Puebla y Oaxaca, donde se alcanzaron a percibir los movimientos telúricos, reportaron saldo blanco.

A través de su cuenta en Twitter, @m_ebrard, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, informó que la capital del país “se encuentra sin daños y funcionando de manera normal”.

Por su parte, el secretario de Protección Civil, Elías Miguel Moreno Brizuela, detalló que durante las inspecciones realizadas en las 16 delegaciones políticas no se reportaron daños de gravedad.

En entrevista televisiva el funcionario pidió a la población guardar la calma y atender la información que se genere respecto a los sismos que, insistió, son réplicas normales que se presentan después de un temblor de gran magnitud, como el del 20 de marzo.

Recordó que el 14 de marzo de 1979, después de un temblor que se le conoció como “el sismo de la Ibero”, de 8 grados Richter de magnitud, según el SSN, se presentaron unas 10 mil réplicas   .

En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal activó la fase uno del Plan de Auxilio a la Población en Caso de Desastre (PAP-1) luego del primer movimiento registrado a las 5:10 horas de este viernes.

También autoridades de Protección Civil del estado de Puebla, con el apoyo de unidades municipales, revisaron los 217 municipios que conforman la entidad.

Jesús Morales, director de Protección Civil estatal, reportó saldo blanco después de los sismos. De hecho, señaló que fue casi imperceptible para la población.

Añadió que en la región de Tehuacán y en los límites con Oaxaca fue donde más se sintió el movimiento telúrico, aunque tampoco se reportaron afectaciones.

Comentar este artículo