Carecen de seguridad social 65 millones, alerta la UNAM

MÉXICO, D.F. (apro).- El 60% de la población total del país no cuenta con las mínimas condiciones de seguridad social, por lo que coloca en riesgo “su vida e integridad” ante alguna situación de emergencia, advirtieron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el marco del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, los investigadores de la UNAM señalaron que unos 65 millones de mexicanos se encuentran en constante riesgo “al no contar con un buen sistema de seguridad social y salud laboral”.

De hecho, nuestro país comparte los últimos lugares en América Latina en cobertura de seguridad social, con menos de 50% de su población protegida.

México sólo está por arriba de Colombia, que registra 35%, de Haití y de las naciones centroamericanas, que tienen menos de 20% de su población cubierta con seguridad social.

En contraste, los países con mayor cobertura en seguridad social en la región son Argentina, Uruguay, Costa Rica, Brasil y Chile.

La maestra en Economía, Berenice Ramírez, advirtió que “52% de los hogares mexicanos está en situación de extrema pobreza; si se agrega que el envejecimiento demográfico del país avanza con rapidez y la seguridad social no es suficiente, los niveles de miseria se agravan”.

La académica precisó que en el año 2000, 52 de cada cien trabajadores estaban desprotegidos. No obstante, la cantidad aumentó por el alza en las contrataciones por honorarios o subcontrataciones por obra, puestas en marcha por empresas outsourcing.

Luego contrastó que, en los últimos 16 años, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró 316 mil empleos anuales en promedio.

No obstante, la población en edad de laborar es de un millón 200 mil personas. Es decir, no se satisface la demanda laboral.

Para el catedrático Alfonso Bouzas, la seguridad social representa un fracaso histórico, ya que la asistencia médica y las jubilaciones se vincularon al trabajo. Es decir, que sólo tendrían acceso a estos derechos quienes desempeñaron una actividad formal.

Es por ello que los especialistas universitarios propusieron una reforma constitucional en materia de salud, ante el debilitamiento de los institutos del sector y su escasa cobertura.

El Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo se conmemora cada 28 de abril y fue propuesto por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para enfatizar la prevención de accidentes y enfermedades profesionales.

Comentar este artículo