Sepultan a los cuatro niños asesinados en Tabasco

MÉXICO, D.F. (apro).- Los cuerpos de los cuatro niños encontrados el viernes en dos fosas en el municipio de Tacotalpa, Tabasco fueron sepultados este sábado en el cementerio del poblado de Tapijulapa, ante el avanzado estado de descomposición que presentaban.

Los cadáveres de los menores –tres varones y una niña– fueron hallados en una fosa con el rostro cubierto con cinta canela.

Los restos fueron inhumados casi tres horas después de que la Procuraduría del estado los entregara, aproximadamente a las 04:00 horas del sábado, a sus familiares.

La dependencia aclaró el viernes que los cuerpos de los niños desaparecidos y asesinados se encontraban completos, por lo que descartó que el móvil del cuádruple homicidio haya sido por tráfico de órganos, como se mencionó en un principio.

Los menores fueron identificados como los hermanos Blanca Patricia, Jesús Alberto y Gustavo Adolfo Gutiérrez Álvarez, de 10, 7 y 8 años, así como Samuel Vázquez Gómez, de 7.

Los infantes desaparecieron el martes 24 en Villa Tapijulapa, Tacotalpa, a unos 80 kilómetros al oeste de esta capital, cuando se dirigían a su escuela.

Después de las dos de la tarde, hora del regreso a sus casas y al no aparecer, sus familiares preguntaron en la escuela sobre su paradero, y ahí fueron informados que no llegaron al salón de clases.

Empezó la búsqueda hasta este viernes 27, cuando los cuatro cuerpos fueron hallados en una fosa recién cavada, en el rancho Leche y Miel, propiedad del ganadero Álvaro Solís Ordóñez, a tres kilómetros de Villa Tapijulapa.

La autopsia determinó que los pequeños murieron  por asfixia.

Por su parte, el gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, quien se dijo consternado por el crimen, advirtió que a los autores de estos asesinatos “se les aplicará todo el peso de la ley”

Comentar este artículo