Venganza entre familias, posible causa de asesinato de menores: gobernador de Tabasco

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Una venganza pudo ser el móvil del asesinato de los cuatro niños en el municipio de Tacotalpa, consideró el gobernador Andrés Granier Melo.

“No puede ser posible que si fue una venganza se ensañen con inocentes, en este caso niños que no tenían ninguna culpa”, dijo y destacó que la prioridad es evitar que el homicidio quede impune, “pues no sólo horrorizó a la sociedad tabasqueña, sino al país y el mundo”.

Dijo que, como padre y abuelo, le duele “muchísimo” lo que están sufriendo las familias de los hermanos Gustavo, Blanca y Jesús Gutiérrez Álvarez, así como de Samuel Vázquez Gómez, hallados muertos el viernes 27 en dos fosas clandestinas, luego de desaparecer el martes 24 cuando se dirigían a su escuela, en Villa Tapijulapa, en Tacotalpa.

Asimismo, indicó no se pretende presentar “chivos expiatorios”, sino encontrar al o los responsables del crimen.

“¿Cómo no nos va a doler?, son niños, son tabasqueños y no se puede permitir que haya este tipo de atrocidades, nunca lo vamos a permitir. No puede haber gente que pueda pensar en realizar actos de esta naturaleza, son chacales”, condenó.

También descartó que el crimen haya sido por tráfico de órganos, aunque se siguen dos líneas de investigación, una de ellas, posible venganza entre familias.

Tildó de descabellado cuando se habló de extracción de órganos de los menores para fines de comercio, ya que para ello, dijo, se requiere no sólo de un bisturí y nevera, sino también de un quirófano, hospitales e infraestructura “para realizar este tipo de cirugías”.

Por su lado, la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Tabasco, la panista Gabriela Tello Maglioni, subió a su cuenta de Facebook información publicada por el diario Reforma, según la cual, un tío de los tres niños asesinados y padrino de otro, dijo haber visto a su sobrina Blanca con sangre entre las piernas y a otro con los pantaloncitos a mitad de sus piernas cuando los sacaron de las fosas clandestinas, por lo que no se debe descartar una posible violación.

Tello Maglioni reprodujo:

“Félix Gutiérrez Gómez, tío de tres de los cuatro niños victimados y padrino del otro, aseguró que, al haber sido testigo de las excavaciones para rescatar los cuerpos, se percató de que uno de ellos tenía el pantalón a la mitad de sus piernas y, en el caso de la niña, observó que tenía rastro de sangre en una de sus piernas.

“Por ello, Félix Gutiérrez acudió la tarde de este domingo a la Procuraduría, junto con su hermano Gustavo y Paulino Vázquez, que son los padres de los cuatro niños victimados, con el fin de exigir que el caso sea agotado en todos los móviles posibles, incluyendo el de violación.

“Gutiérrez sostuvo que el titular de la Procuraduría General de Justicia, Gregorio Romero, pudo haber mentido cuando afirmó que ninguno de ellos sufrió abuso sexual”.

Comentar este artículo