Suman 18 los muertos encontrados en Chapala, Jalisco: Procuraduría

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El procurador Tomás Coronado confirmó el hallazgo de restos humanos de al menos 18 personas, los que fueron localizados al interior de dos vehículos dejados a un costado de la carretera a Chapala, cerca de la entrada al poblado de San Juan Evangelista, en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos.

Sin embargo, acotó que el conteo aún no ha finalizado, debido a que algunas de las víctimas fueron descuartizadas y abandonadas en una EcoSport de color vino (siete cuerpos) y una Sienna Toyota (11), unidades que ya fueron trasladadas a las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Luego de una reunión con el gobernador Emilio González Márquez, efectuada en casa Jalisco, Coronado Olmos dijo que resultaba difícil precisar el número de personas asesinadas, en parte a que los cuerpos se encontraron desmembrados e incluso algunos restos exhibían trazas de haber sido congelados.

Este hallazgo, advirtió, pudiera estar relacionado con el descubrimiento de una decena de secuestrados en Ahuisculco, en el poblado de Tala, quienes habrían logrado escapar de sus captores la mañana del martes, en un hecho donde logró detenerse a Laura Rosales Sánchez, una mujer de 25 años que reconoció ser parte de Los Zetas:

“La mujer menciona que es la repercusión que se tuvo (por los hechos) en el estado de Tamaulipas, y que esta era la repercusión que iban a realizar en forma escandalosa, para que todo mundo supiera, y ahí están los resultados”, reveló el titular de la PGJE.

Según las autoridades estatales, entre los rescatados en Tala podrían encontrase algunas personas secuestradas en la ribera de Chapala después del 24 de abril.

Por su parte, el diario El Occidental difundió la noticia de un supuesto operativo planeado por Los Zetas para secuestrar y ejecutar a decenas de personas, cuyos cuerpos serían abandonados este jueves 10 en las inmediaciones de los Arcos del Milenio, como represalia al cártel de Joaquín El Chapo Guzmán, luego de la masacre en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el viernes 4, en que nueve personas aparecieron colgadas de un puente vehicular y 14 personas más fueron descuartizadas y abandonadas al interior de un vehículo.

Tomas Coronado confirmó que se trata de una especie de venganza por los acontecimientos registrados en Nuevo Laredo.

Además, dijo que se pretendía desarrollar una acción similar a la registrada en noviembre de 2011, cuando sicarios de la alianza Zetas-Milenio dejaron abandonados 26 cuerpos al interior de tres vehículos, en las inmediaciones de los Arcos del Milenio de esta ciudad.

Comentar este artículo