Durante gira de EPN por Colima, golpean y lesionan a universitarios que lo repudian

El incidente en calles del centro de Colima.
El incidente en calles del centro de Colima.

COLIMA, Col. (apro).- El candidato presidencial priista, Enrique Peña Nieto, expresó hoy su respeto a todos los mexicanos, “lo mismo a quienes están a favor del proyecto que encabezo, como para aquellos que eventualmente tengan diferencias y disientan de este proyecto”.

Sin embargo, en su discurso pronunciado ante simpatizantes congregados en el Jardín Libertad de esta ciudad, Peña Nieto omitió referirse al hecho de que momentos antes un grupo de golpeadores priistas disolvió violentamente una marcha de estudiantes de la Universidad de Colima que se manifestaban en contra del abanderado del tricolor.

De igual manera, antes de llegar al templete el candidato presidencial evadió responder la pregunta de una reportera que lo abordó y le pidió su opinión sobre el ataque contra los manifestantes colimenses.

“Más adelante voy a hablar de eso”, le dijo en tono cortante y siguió su camino mientras recuperaba la sonrisa en medio de los gritos de seguidores que lo aclamaban a su paso.

En el mitin, al que asistieron varios miles de simpatizantes -la mayoría acarreados de la zona conurbada Colima Villa de Álvarez y municipios aledaños- estuvieron los candidatos del tricolor a cargos federales y locales de elección popular, así como el gobernador Mario Anguiano Moreno, quien tras ser presentado como el “primer priista” del estado hizo uso de la palabra para dar la bienvenida a Peña Nieto.

La intervención del candidato priista, ante una concurrencia que había permanecido varias horas bajo los rayos del sol, tuvo una duración de apenas 16 minutos y fue el único orador del acto político.

En alusión a las manifestaciones realizadas en su contra en varias ciudades del país, Peña Nieto -quien horas antes había estado en el puerto de Manzanillo-, dijo en esta capital:

“Voy a servir a quienes simpatizan con este proyecto, al pueblo de México en general y también a quienes no simpatizan, porque hoy día, cuando se convocó a marchas que se oponen al proyecto que encabezo, quiero decirles a todos ellos que les tengo el mayor respeto, porque el proyecto que estoy impulsando no pretende de ninguna manera construir bajo la unanimidad, sino más bien bajo el respeto a las distintas expresiones del pueblo de México”.

Asimismo, convocó “hoy como candidato y mañana como presidente de México” a la unidad de todos los mexicanos, y aseveró que su proyecto pretende que la democracia no se agote en la competencia electoral, sino que se traduzca en respuestas a las necesidades de la población.

No obstante, apenas a unas cuadras de ese lugar, hora y media antes del mitin priista, cerca de 20 golpeadores agredieron a los participantes de una marcha realizada en su mayoría por estudiantes de la Universidad de Colima contra Enrique Peña Nieto, en un hecho en el que resultaron lesionados manifestantes y algunos reporteros que cubrían la marcha.

Con consignas como “Somos libres, no acarreados”; “Menos tele, más libros”; “La prole no te quiere”; “Se ve, se siente, el Peña es delincuente”; “Atenco no se olvida” y “Ni PRI, ni PAN, ni PRD”, la manifestación partió del parque de la Piedra Lisa y aunque inicialmente se había planteado como meta el Jardín Núñez, los participantes decidieron continuar rumbo al centro de la ciudad, cerca del sitio donde se realizaría el mitin peñista.

Cuando estaban a punto de llegar al cruce de las calles Madero y Álvaro Obregón fueron interceptados por un grupo de individuos que de inmediato se lanzaron a golpes contra los integrantes del contingente.

Uno de los primeros golpeados fue el fotógrafo Marcos Elizarrarás, del Diario de Colima, a quien un sujeto trató de arrebatarle la cámara fotográfica que traía colgada al cuello y lo tiró al piso con la advertencia: “¡Para que sigas tomando fotos!”.

Otro de los agresores atacó a Andrea Guzmán Muñoz, estudiante de cuarto semestre Periodismo en la Universidad de Colima, a quien al no lograr quitarle una cámara de video le asestó un puñetazo en la boca y le reventó el labio inferior.

Desde antes de la marcha, Andrea Guzmán y varios de sus compañeros habían sido amenazados y eran acosados por los golpeadores, por pegar carteles en algunos muros del centro de la ciudad.

Óscar Adrián Galindo Luna, estudiante de Comunicación y autor del blog Perriodismo, fue golpeado en la cara mientras grababa con su cámara a los agresores de los manifestantes. A decenas de jóvenes les fueron arrebatadas las pancartas o las máscaras de Carlos Salinas que portaban y fueron destruidas ahí mismo.

Mientras ocurría el ataque, los negocios aledaños, entre ellos una sucursal bancaria, cerraron sus puertas con llave o bajaron sus cortinas. Al concluir la agresión, los golpeadores corrieron a integrarse a un grupo de priistas que bloqueaba el paso a los manifestantes gritando consignas a favor de Peña Nieto.

Minutos después de los sucesos, llegaron dos camionetas de la PolicíaEstatal, con agentes encapuchados, quienes ofrecieron a los manifestantes abrirles paso hasta donde ellos quisieran llegar, pero éstos rechazaron la propuesta y optaron por sentarse en la calle, mientras los agentes se colocaron en medio de ambos grupos, que permanecían separados por una distancia aproximada de 50 metros.

Más tarde, otra manifestación priista llegó por atrás de los manifestantes, quienes por un momento quedaron encerrados y se vieron precisados a solicitar el apoyo de la policía para retirarse por la calle Álvaro Obregón. De esa forma, se unieron los dos grupos priistas y se dirigieron al Jardín Libertad.

Según algunos manifestantes y reporteros, varios de los individuos que atacaron la marcha son trabajadores del Ayuntamiento de Colima y del Gobierno del Estado, así como habitantes de la colonia Mirador de la Cumbre y del barrio de la calle España.

Mientras estudiantes dela Universidad de Colima eran reprimidos y golpeados, el rector con licencia, Miguel Ángel Aguayo López, se disponía a participar en el mitin de Enrique Peña Nieto en su papel de candidato del PRI a diputado federal por el primer distrito.

Y luego de que varios reporteros resultaron golpeados en la disolución de la marcha, la maestra de ceremonias del acto priista, antes de la llegada del candidato, pidió a los asistentes un aplauso para los representantes de los medios de comunicación, en “reconocimiento a su labor informativa”.

Comentar este artículo