“Muy grave”, líder del sindicato del IMSS, Valdemar Gutiérrez

MÉXICO, D.F. (apro).- Aunque no es oficial, disidentes del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) revelaron que el dirigente sindical Valdemar Gutiérrez está internado en el área de Cardeología del Centro Médico Siglo XXI del IMSS porque sufrió, por lo menos, tres infartos que lo mantienen en estado de alta gravedad.

Los disidentes anunciaron que pese a no haber confirmado la noticia, los exsecretarios generales Antonio Rosado y Fernando Rocha Larráinzar, miembros del consejo consultivo del sindicato, quieren imponer a un nuevo dirigente sindical afín a sus intereses particulares.

De acuerdo con las modificaciones al estatuto hechas por el líder en desgracia, éste tendría la dirigencia hasta el 2018 según la toma de nota que le dio el exsecretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón. Su sucesor tendría que ser el secretario del Interior o el de Conflictos, pero para nombrarlo deberán realizar un Congreso Nacional.

Pese a lamentar el hecho, los disidentes señalan que ésto representa una severa crisis sindical por las denuncias interpuestas contra Gutiérrez Fragoso por corrupción y violación a sus estatutos sindicales.

Mientras se confirma el estado de salud del líder sindical, dentro del gremio hay efervescencia porque, acusa la disidencia, Rosado y Rocha Larráinzar no quieren perder el control de la organización ni los privilegios de los que gozan como exdirigentes.

Los disidentes lamentaron la afectación del estado de salud de Gutiérrez Fragoso, quien abandonó la presidencia colegiada de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) para aliarse con el Partido Acción Nacional (PAN) y buscó un cargo de elección popular hasta con el PRI y el PT sin éxito.

La falta de información sobre su estado de salud, dijeron, pone en un estado de “ingobernabilidad” al SNTSS.

Comentar este artículo