Mujer saca los ojos a su hijo de 5 años “para salvar al mundo de un terremoto”

MÉXICO, D.F. (apro).- Con el argumento de que quería salvar al mundo de “un terremoto de grandes dimensiones”, una mujer le sacó los ojos a su hijo de cinco años durante un supuesto ritual satánico en Nezahualcóyotl, Estado de México.

El incidente ocurrió el jueves en una vivienda ubicada en la manzana 34, lote 5, de la calle Graciano Sánchez de la colonia San Agustín Atlapulco, donde una familia perteneciente a una secta realizaba un rito con rezos y alabanzas.

La Procuraduría del Estado de México informó que la madre del menor, identificada como Carmen Ríos García, de 23 años, le sacó los ojos al niño con las manos, auxiliada por una de sus hermanas.

Los vecinos del sector explicaron a las autoridades que la madrugada del lunes escucharon oraciones en un lenguaje “extraño” y que sólo distinguían las palabras “Jesús” y “Satanás”.

Agregaron que como la familia profesaba la religión cristiana, supusieron que se trataba de alguna ceremonia relacionada con su culto.

Otro residente de la colonia aseguró que los involucrados en este hecho decían que eran cristianos y comentaban que estaba por llegar el fin del mundo y que se iban a encerrar porque de esa manera se sentían seguros.

Sin embargo, los vecinos indicaron que ayer jueves, a las 07:45 horas, dos hombres salieron de la vivienda gritando que pidieran una ambulancia porque estaban “matando” a un niño dentro de “la casa de don Ciro”.

Una vecina detuvo una patrulla y cuando los policías llegaron al domicilio donde se realizaba el rito observaron al niño –identificado solamente como Fernando– con el rostro ensangrentado y a dos mujeres con las ropas manchadas de sangre.

Los agentes alcanzaron a escuchar que los participantes en la ceremonia decían “¡Vamos a matarlo para sacarle el demonio, hay que evitar el terremoto para salvar este mundo terrenal!”, además de que oraban, decían frases incoherentes y estaban “en una especie de trance”.

Posteriormente llegaron varias patrullas y una de ellas trasladó al niño al palacio municipal de Neza, donde fue llevado en el helicóptero de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a la Cruz Roja de Polanco.

De ahí, el menor, que fue reportado en condición grave, fue trasladado al Hospital Infantil de Tacubaya.

Sin embargo, debido a que en ese nosocomio no pudieron hacer más por él, fue internado en el Hospital Pediátrico de Legaria, ya que presentó una fuga de líquido encefaloraquídeo.

El menor permanece prácticamente aislado en una sala de terapia intensiva con el fin de evitar una infección, señala un reporte de la Secretaría de Salud. El pronóstico de los médicos que lo atienden es reservado.

“El menor está grave, presenta un traumatismo severo ocular bilateral; lesiones oculares severas con probable enucleación bilateral con laceración en ángulos de los párpados, varias mordidas en la cara y cuello en el brazo izquierdo y oreja derecha”, detalla el informe.

El titular de Seguridad Ciudadana del Estado de México, Salvador Neme, informó que hay nueve personas detenidas, incluida la madre del niño.

Ellos son Carmen Ríos García, de 23 años, y sus hermanos Ruth, de 22 y Jesús, de 25, así como Joselyn Maciel, de 20, Martha García Vargas y Ciro Ríos Benítez, de 48 y 57 años, respectivamente, además de tres menores de edad.

Hace unas semanas, en Sonora, los miembros de una familia fueron acusados del asesinato de dos niños de 10 años y una mujer de 55 años durante un ritual de ofrecimiento al culto de la Santa Muerte.

Comentar este artículo