Exige Codhey sancionar a médico que abusó sexualmente de cuatro pacientes

MÉRIDA, Yuc. (apro).- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) emitió la recomendación 13/2012 al secretario estatal de Salud, Álvaro Augusto Quijano Vivas, para que sancione a un anestesiólogo adscrito al hospital general de Valladolid por haber abusado sexualmente de cuatro pacientes mientras se encontraban sedadas y sometidas a procedimientos quirúrgicos.

De acuerdo con la Codhey, las cuatro mujeres presentaron sus respectivas quejas en contra del anestesiólogo –quien no fue identificado– al considerar que vulneró sus derechos a la libertad, al trato digno y a la legalidad.

Las quejosas acusaron al médico de haberse aprovechado de que estaban inconscientes para introducirles el pene en la boca. Dijeron que al reclamarle, el galeno negó los hechos argumentando que sus dichos eran producto de la anestesia.

Ante tales hechos, la Codhey realizó una investigación y corroboró los hechos señalados por las cuatro afectadas, por lo que emitió una recomendación dirigida al secretario de Salud de Yucatán.

El primer punto de la recomendación señala que con la finalidad de fortalecer la cultura de respeto a los derechos humanos y no dejar impunes las acciones ilegales del servidor público, deberá iniciarse ante las instancias competentes un procedimiento administrativo de responsabilidad por haber violado los derechos a la libertad, al trato digno y a la legalidad en agravio de las cuatro mujeres.

Del resultado del proceso administrativo, dicha instancia deberá imponer las sanciones que al efecto establece la legislación estatal en materia de responsabilidades en contra de funcionarios públicos.

De acuerdo con la Codhey, la instancia de control que tome conocimiento del asunto deberá dar continuidad a favor de las hoy agraviadas (…) debiendo agregar esta recomendación y sus resultados al expediente personal del funcionario público para los efectos de ser tomados en consideración para las promociones y deméritos, así como otros efectos a que haya lugar.

Asimismo, se solicita a la autoridad que a la brevedad se repare el daño indemnizando conforme a derecho corresponda a las agraviadas, “tomando en cuenta las graves violaciones cometidas”, y que como garantía de satisfacción se agilice el seguimiento y la determinación del procedimiento administrativo que sea sustanciado en contra del funcionario público infractor; además, que en dicho procedimiento se tome en cuenta el contenido de la presente recomendación.

Como garantía de prevención y no repetición se solicita que se proceda a girar instrucciones escritas a fin de que se establezcan medios eficaces que garanticen que las ciudadanas y ciudadanos que sean atendidos por los Servicios de Salud de Yucatán sean tratados con dignidad y respeto hacia sus personas, en el entendido de que se deberá informar a la Codhey las acciones que se implementen para el cumplimiento de la recomendación.

El organismo otorga un plazo de 10 días naturales para dar respuesta a la recomendación e informar sobre las acciones adoptadas con las pruebas correspondientes.

Comentar este artículo