Rompe TV Azteca con Ibope; la acusa de alterar su base de datos

Las instalaciones de TV Azteca. Foto: Alejandro Saldívar
Las instalaciones de TV Azteca.
Foto: Alejandro Saldívar

MÉXICO, D.F. (apro).- En un hecho inédito en la industria publicitaria y mediática de México, TV Azteca, la segunda compañía más grande de televisión abierta en el país, anunció su rompimiento con la empresa IBOPE-AGM, responsable de la medición de índice de audiencias o rating.

TV Azteca considera que la base de datos de su muestra ha sido alterada en más de 50%, por la fuga de registros ocurrida entre el 17 y 21 de junio.

El director general de la televisora, Mario San Román, calculó que este conflicto podría prolongarse entre 6 y 8 meses, mientras tanto, TV Azteca cambiará su esquema de comercialización.

“Dejará de facturar con base a costo por punto de rating y lo hará en base a costo por spot. Ya hemos hablado con la mayor parte de nuestros clientes y hemos encontrado una gran comprensión por parte de ellos para dar este paso”, afirmó San Román, quien ofreció una conferencia de prensa, acompañado por Carlos Díaz Alonso, director general de ventas.

El conflicto ocurre a un mes de que inicien Los Juegos Olímpicos Londres 2012, el evento más importante de cobertura y comercialización para la televisión comercial. TV Azteca capta entre 30 y 32% de los ingresos por publicidad en televisión abierta en México, mientras que Grupo Televisa se queda con el 66 por ciento restante de un mercado valuado en 33 mil millones de pesos.

La comercialización de los espacios televisivos se realiza a partir del puntaje de rating, modalidad que introdujo TV Azteca, al ser privatizada la compañía pública Imevisión. Grupo Televisa tuvo que iniciar a comercializar de la misma manera, abandonando el famoso “Plan Francés” de la compañía de los Azcárraga.

La vulneración de la muestra o “panel” de telehogares es muy delicado, advirtieron especialistas, porque podría representar una manipulación no sólo de audiencias sino de consumos y hábitos. El “panel” de IBOPE-AGM consta de 2,784 personas, y se calcula que la base de datos fue vulnerada en un 46.9%.

Cuestionado sobre la posibilidad de que este conflicto represente el ingreso de una nueva empresa para medir rating en México, San Román afirmó que “tener una nueva compañía va a tomar tiempo. Se va a necesitar no menos de 6 a 8 meses”.

“Lo que debe hacer la industria es desconocer” la medición de IBOPE-AGM, afirmó San Román.

La posición de IBOPE

Desde el 18 de junio, IBOPE emitió un comunicado reconociendo que desde el domingo 17 de junio circuló un correo electrónico dirigido a diversas personas que integran la industria “en el cual se realizan una serie de afirmaciones falsas y calumniosas sobre la operación y la integridad de esta empresa”.

El correo venía con un archivo adjunto que, supuestamente, contiene la base de telehogares que integra la medición de audiencias televisivas realizada por IBOPE. La compañía respondió que está dispuesta a “rotar todos y cada uno de los telehogares que puedan haber resultado comprometidos”; y anunció que procederá a solicitar una reunión urgente con el Consejo de Investigación de Medios (CIM) y buscar asesoría al Media Rating Council (MRC), de Estados Unidos.

El CIM es una asociación civil dedicada a la supervisión de la calidad de medición de IBOPE. En ella participan tanto agencias publicitarias como los principales grupos mediáticos y especialistas. Su metodología está basada en el MRC.
Por su parte, Grupo Televisa informó que está a la espera de un reporte detallado de IBOPE sobre la situación para actuar en consecuencia.

Comentar este artículo