Amaga izquierda a IFE: voto por voto o arranque de movilizaciones

Sesión del IFE. Foto: Eduardo Miranda
Sesión del IFE.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Volvió la tensión al Instituto Federal Electoral (IFE).

Ante el aviso de que representantes de la coalición Movimiento Progresista (PRD-PT-Movimiento Ciudadano), que impulsa a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia, acudirían al IFE a entregar un escrito en el que demandan un nuevo escrutinio y cómputo de todos los votos de los comicios federales del domingo pasado, se suscitó una movilización de consejeros electorales y representantes de los partidos políticos.

Rápido se organizó una conferencia de prensa, a la que convocaron de urgencia para el mediodía; sin embargo, ésta se realizó cerca de la una de la tarde, pues los reporteros fueron avisados con apenas 30 minutos de antelación.

En ella, los consejeros Alfredo Figueroa, Marco Antonio Baños y Francisco Guerrero, miembros de la Comisión de Organización y Capacitación Electoral del IFE, se adelantaron a que se hiciera público el contenido de la carta de los representantes de López Obrador, donde la izquierda exige el recuento “voto por voto” en las 143 mil 132 casillas que se instalaron el domingo 1 de julio en todo el país.

Explicaron cómo funcionará el cómputo distrital, que inicia este miércoles 4 –y que dará los resultados definitivos de la elección federal–, y bajo qué causales se reabrirán paquetes y se contará “voto por voto, casilla por casilla”.

Sin embargo, fue tan fuerte el cabildeo de los representantes de los partidos de izquierda y los enviados de López Obrador –Ricardo Monreal, Jesús Zambrano y Jaime Cárdenas, entre otros–, que motivaron a las autoridades electorales a realizar una sesión extraordinaria con carácter de urgente del Consejo General del IFE para las ocho de la noche, pero que inició media hora más tarde.

El punto único era discutir un proyecto de acuerdo mediante el cual se daría respuesta a la solicitud del Movimiento Progresista.

No obstante, el proyecto iba en el sentido de rechazar la petición de la alianza conformada por PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC), de realizar un nuevo cómputo y escrutinio de todos los votos emitidos el domingo pasado, y dejar como estipula la ley, que sean los Consejos Distritales los que decidan la apertura de paquetes y recuento de sufragios.

Al cierre de esta edición, cerca de la medianoche, la sesión era tensa, pues el representante del Partido del Trabajo (PT), Ricardo Cantú Garza, prácticamente había amagado al IFE de que si no concedía lo solicitado, se iniciarían las movilizaciones y protestas en todo el país.

Al cierre, consejeros y representantes de partidos seguían enfrascados en la primera de tres rondas de intervenciones.

De lo dicho al mediodía por los tres consejeros, se desprende lo siguiente:

Este miércoles 4 iniciará, desde las ocho de la mañana, el cómputo de los votos, en los 300 distritos electorales del país, que darán los resultados definitivos de la elección federal del domingo anterior.

Por primera vez, desde la entrada en vigor de la reforma electoral de 2007-2008, será posible, en una elección presidencial, abrir paquetes y recontar voto por voto y casilla por casilla.

En una primera estimación, con base sólo en las actas disponibles, el IFE tiene previsto hacer 43 recuentos totales de votos en 37 distritos electorales, de los 300 que hay en el país.

En 19 distritos se hará el recuento total de votos de la elección presidencial; en 12, se recontarán los sufragios para senadores, y en otros 12 distritos, para diputados.

La suma da 43, pero como el recuento en varios distritos involucra la elección de las tres categorías, el recuento total sólo será en 37 distritos.

Dicho conteo implicará la apertura de entre 45 mil y 50 mil paquetes, que serán revisados por los Consejos Distritales, para cada tipo de elección.

Si se toma en cuenta que se conformaron 143 mil 114 paquetes –uno por casilla–, quiere decir que más de un tercio de los votos para presidente volverán a ser escrutados.

El recuento de referencia sólo atiende a una de las cuatro causales que la ley prevé para la reapertura de los paquetes y el recuento total de los votos.

Se trata de la primera causal, que dice que se procederá al recuento cuando en una casilla la diferencia de votos entre el primero y el segundo lugares sea menor o igual a 1%.

En ese caso, el segundo lugar podrá solicitar el recuento total.

Otra causal para abrir los paquetes y recontar voto por voto es cuando en una casilla el número de votos nulos es superior a la diferencia de sufragios entre el primero y el segundo lugares.

En este caso, la ley obliga a que en automático, sin discusión, se abra el paquete electoral y se revise boleta por boleta.

Según los consejeros, en ese caso se hallan 25 mil paquetes que se deberán recontar en los Consejos Distritales.

Es el mismo caso cuando en una casilla todos los votos son para un mismo partido; lo que coloquialmente se llama casilla “zapato”.

En este supuesto sólo se encontraron 25 casos en todo el país, dentro de las 143 mil 114 casillas.

Finalmente, otra causal para recontar los votos es cuando hay inconsistencias y errores en alguna acta; por ejemplo, un error de captura, o que no estén bien hechas las sumas, no coincidan las cifras en su expresión en número y en letra, o sea ilegible el llenado de las actas.

El resultado del cómputo distrital de la elección presidencial está previsto para la mañana del jueves 5; para senadores y diputados, hasta el sábado 7 por la noche, de manera tal que el domingo 8, como marca la ley, la autoridad electoral proceda a informar sobre los resultados definitivos de la elección federal del 1 de julio.

Y de paso dará a conocer, con precisión, no sólo los votos obtenidos por cada candidato a todos los puestos de representación popular, sino también cómo quedarán conformadas las cámaras de Diputados y de Senadores.

Comentar este artículo