Lecturas simples

Los invitados de la princesa, de Savater.
Los invitados de la princesa, de Savater.

1

El Premio Primavera de Novela 2012 otorgado por la Editorial Espasa fue concedido a Fernando Savater por Los invitados de la princesa (Barcelona, 2012. 328p.). El escritor y filósofo es autor de La tarea del héroe, Premio Nacional de Ensayo (1982), Invitación a la ética (1982), Premio Anagrama de Ensayo, y La hermandad de la buena suerte, Premio Planeta 2008. También de los ensayos Ética para Amador (1991), Política para Amador (1992) y Las preguntas de la vida (1999), con las que ha acercado la filosofía a los jóvenes.

La novela inicia cuando llega a cierta isla un grupo de artistas e intelectuales invitados a un “Festín de la Cultura”, organizado por la presidenta (llamada la princesa). Inesperadamente entra en erupción un volcán y quedan enclaustrados durante una semana. En ese tiempo se dedican a cumplir con el programa de actividades, sin la presencia de la autoridad, así como a comer, vagar, charlar… La historia se compone de la relación que hace el periodista Mendía, así como por los relatos, cuentos, apuntes, narraciones misteriosas y de terror que recoge de diversos personajes. Por medio de ellos aborda problemas como la muerte, los vampiros, el deseo, la filosofía, la violencia… El proyecto es ambicioso, sin embargo la cortedad de las reflexiones las hace superficiales y simples. En momentos parecen extraídas de un diccionario filosófico o de internet. Los invitados… tienen momentos de humor, pero en la forma y fondo son baladíes.

2

En el 2006, el filósofo francés Michel Onfray escribió una biografía de Friedrich Nietzsche, publicada en español en el 2009, con el título de La inocencia del devenir: vida de Friedrich Nietzsche. Después redactó un guión cinematográfico. La lectura de ambos textos entusiasmó al dibujante Maximilien Le Roy, quién propuso una adaptación gráfica. El resultado es el libro Nietzsche (Sexto Piso; México, 2012. 132 p.). Los ejes son los momentos y personas claves en la existencia del filósofo alemán. Así la historieta estampa la muerte del padre, las angustias de la infancia, el gusto por la música, el descubrimiento de Schopenhauer, los fracasos como profesor de la universidad de Basilea, los primeros libros, el rechazo de los editores, el fallida relación con Lou Andreas-Salomé, los problemas con su hermana, las continuas depresiones, la caída en la locura iniciada con el suceso del caballo en Turín (en donde defiende al animal castigado salvajemente por su propietario), y los 10 últimos años de postración hasta su muerte el 25 de agosto de 1900.

Le Roy a través de imágenes intensas transmite la difícil y trágica vida de Nietzsche. Hay páginas ilustradas únicamente con láminas, sin texto, que emocionan al lector y permiten una interpretación particular. En general hay pocas anotaciones de Onfray en la historia, aunque agudas. No obstante, son insuficientes para entender la existencia de Nietzsche y adentrarse en lo complejo de su pensamiento. El cómic es un interesante acercamiento al filósofo, pero exige de lecturas más profundas.

Comentar este artículo