Veta Soriana a la revista Proceso

El reportaje del descontento, publicado en Proceso 1862.
El reportaje del descontento, publicado en Proceso 1862.

MÉXICO, D.F. (apro).- Por decisión del corporativo de Organización Soriana, la tienda de autoservicios decidió no exhibir la edición 1862 de la revista Proceso que en su portada, titulada Elección comprada, exhibe una foto del candidato presidencial priista Enrique Peña Nieto y en interiores contiene una serie de reportajes que involucran a este grupo fundado por los hermanos Armando y Francisco Martín Borque.

La gerente de Ventas y Mercadotecnia de Proceso, Margarita Carreón, confirmó que mediante un comunicado el corporativo dio la instrucción a todas sus tiendas en el país, de guardar la revista en las bodegas para impedir su distribución y la compra en éstas en cualquiera de sus sucursales.

El problema no comenzó esta semana, sino desde la edición 1861 que circuló a partir del 2 de julio con una imagen en portada del logotipo de Televisa con la banda presidencial.

Mauricio Ramírez, jefe de Circulación de Proceso, contó que el problema inició en tres tiendas Soriana de Guadalajara, donde se detectó que los jefes de piso, por decisión propia, no mostraron la revista al público.

De inmediato, el área de circulación del semanario se comunicó con el distribuidor, CITEM, para aclarar el caso, cuyos representantes hablaron con el corporativo de Soriana, con sede en Monterrey, Nuevo León, desde donde dieron la orden de volver a exhibir la revista.

Sin embargo, la mañana de este lunes 9 la orden se hizo oficial y en algunas tiendas ni siquiera la estaban recibiendo; en otras sí la aceptaron pero las dejaron en la bodega. Cuando los supervisores de CITEM preguntaron sobre la orden de no exhibir las revistas, los directivos de las tiendas se negaron a enseñar el documento, argumentando que se trataba de información confidencial.

“Parece ser que es una instrucción a nivel nacional para que no se exhiba esta semana”, afirmó Ramírez. Añadió que ningún directivo de Soriana ha confirmado esta decisión.

La Organización Soriana está envuelta en un escándalo por la presunta compra y coacción del voto a favor del PRI a través de sus tarjetas de prepago. De ello, han dan cuenta los reporteros Jenaro Villamil y Arturo Rodríguez en la edición de Proceso en circulación (1862), excepto en las tiendas Soriana.

“En entrevista con el corresponsal de Proceso en Nuevo León, Juan Alberto Cedillo, el director de Planeación Estratégica de Soriana, Rodrigo Benet, rechazó que las tarjetas sirvieran para beneficiar al PRI. Sin embargo, desconoce sí se compraron en grandes cantidades las tarjetas prepagadas que se venden en la zona de cajas de sus tiendas, a las que sí se les puede depositar dinero”, se señaló en el reportaje.

Los Martín Borque pertenecen al grupo familiar que llegó a la región lagunera en los treinta y ahí prosperaron. Así ocurrió con su primo Eduardo Tricio, cuyo vástago, Eduardo Tricio Haro, preside Grupo Lala, el principal productor de leche en el país.

Los Martín Borque se condujeron sin variar su giro. Pero en una década, del negocio original sólo conservan el aspecto familiar: en su consejo 11 miembros son hermanos y primos; sólo cuatro no llevan el apellido.

El presidente del consejo de administración de Soriana es Francisco Martín Bringas; su hermano Ricardo ocupa la presidencia suplente. Éste es quien en realidad lleva las riendas del negocio: es el director general y quien despacha en el corporativo localizado en Monterrey.

Los hermanos Tricio y Martín Bringas coinciden en dos consejos de administración, el de Aeroméxico, donde son socios, y en el de Banamex. Los dos pertenecen al grupo de empresarios que apoyó a Peña Nieto en un evento el pasado 2 de junio en Gómez Palacio, Durango.

Hoy Soriana tiene 558 tiendas en 181 ciudades y está presente en todo el país. Sólo en el Distrito Federal y su área metropolitana posee 88 establecimientos, además de la cadena de tiendas Súper City.

Comentar este artículo