En 2012 el desempleo en México seguirá en niveles superiores a 5%: OCDE

MÉXICO, D.F. (apro).- A menos de seis meses de que concluya el gobierno de Felipe Calderón, el desempleo en México continuará durante este año en niveles superiores al 5%, reveló la Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económico (OCDE).
En otras palabras, el número de personas sin trabajo en México rondará en unos 2.5 millones, ya que el desempleo se reducirá hasta los primeros meses del 2013; mientras que la informalidad se encuentra en condiciones “preocupantes”, según la organización encabezada por José Ángel Gurría.
Al dar a conocer el reporte Panorama de Empleo 2012, el organismo internacional señaló que “México ha experimentado una recuperación económica más robusta que la mayoría de los países de la OCDE, en conjunción con un fuerte crecimiento del empleo, sin embargo, la tasa de desempleo aún no desciende hasta su nivel pre-crisis”. Antes del 2009 la tasa de desocupación era menor al 5%.
El pasado lunes, Calderón presumió que durante su administración se crearon 2 millones de plazas formales. No obstante, los especialistas y el sector empresarial aseguran que México debe crear, por lo menos, un millón de puestos laborales al año para satisfacer la demanda de empleo.
No sólo eso, hoy la OCDE afirmó en su documento que la ausencia de un sistema público de prestaciones por desempleo en el país, explica en parte, la relativamente baja tasa de desempleo mexicana comparada con la otros países integrantes.
Según el informe, los países con las tasas de desempleo más altas en mayo de 2012 fueron: España, 24.6%; Portugal, 15.2%; Irlanda, 14.6%; República Eslovaca, 13.6%; Hungría, 10.9%; y Francia e Italia, 10.1% cada uno.
En contraste, las menores tasas de desempleo en el quinto mes del año fueron Corea con 3.2 por ciento; Austria, 4.1%; Japón, 4.4%; Australia, México y Holanda, 5.1% cada uno; y Luxemburgo, 5.4%.
Por otra parte, el organismo alertó a México por el crecimiento del número de personas que laboran en la informalidad.
De hecho, explicó que para compensar la merma en los ingresos, resultante de la pérdida de empleo en el sector formal, “es habitual observar la transición de trabajadores hacia el sector informal”.
En México laboral unos 13 millones de personas en condiciones precarias, sin seguridad social, ni salarios fijos, que si se suman a los 2.5 millones de desempleados y los 4 millones de subocupados –personas que declararon tener la necesidad y disponibilidad de laborar horas extras–; en el país hay unos 19 millones de mexicanos trabajando en condiciones negativas. Contra los 15.7 millones de personas que laboran en la formalidad.
La OCDE reportó que la tasa de desempleo juvenil duplicó a la tasa de desempleo total en el cuarto trimestre de 2011, alcanzando 10%.
“Si bien el desempleo juvenil es mucho más bajo que en el área de la OCDE en su conjunto, el porcentaje de jóvenes que no están empleados y que no están estudiando o en programas de capacitación es considerablemente superior en México, lo que refleja el creciente desafío que enfrenta el país para mejorar los logros educacionales”, enfatizó.
Para el organismo dirigido por Gurría es necesaria una reforma integral del mercado de trabajo que debe incluir medidas que promuevan el acceso a más empleos y mejores condiciones laborales para los grupos sub-representados.
Además, se pronunció por aumentar los incentivos a las empresas para la formalización de las relaciones laborales, incluyendo la creación tanto de mayores incentivos para que empresas registren sus actividades como para afiliar a sus trabajadores a la seguridad social.

Comentar este artículo