Rechazados de la UNAM se sumarán a organizaciones anti-Peña

Por segunda vez, miles repudian la imposición de Peña. Foto: Miguel Dimayuga
Por segunda vez, miles repudian la imposición de Peña.
Foto: Miguel Dimayuga

MEXICO, D.F. (apro).- De frente a la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en las llamadas “islas” de Ciudad Universitaria, el Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES) llamó a un plan de acción en protesta por los más de cien mil jóvenes que fueron rechazados de la máxima casa de estudios, en el proceso de selección de 2012.

Los integrantes del MAES, que año con año salen a las calles de la ciudad para demandar un proceso de selección equitativo, que cancele el examen de admisión como mecanismo único de ingreso a la UNAM –para quienes no cuentan con pase directo a la institución–, y que en su defecto garantice el acceso a la educación superior gratuita a todos los jóvenes en posibilidad de perseguirla, acordaron este mediodía manifestarse a las puertas del Senado de la República, a las 10:00 horas del miércoles 18, para exigir un presupuesto suficiente para abrigar sus demandas.

Para el último día de julio, el movimiento caminará del Ángel de la Independencia rumbo a la sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en República Argentina 28, en el Centro Histórico capitalino, donde acampan cada verano en espera de que autoridades educativas amplíen, sin solucionar el conflicto de fondo, el número de aspirantes que consiga un espacio para realizar sus estudios.

Estigmatizados por el rechazo, las autoridades les ofrecen crecer el cupo de manera insignificante y concentrarlos en los institutos tecnológicos que se fomentaron durante el sexenio de Felipe Calderón.

“No queremos que nos capaciten como mano de obra barata, queremos estudiar una licenciatura”, refutaron los aspirantes.

El MAES, colectivo que desde su asamblea local cuenta con un voto entre las más de 120 que conforman #YoSoy132, anunció también que se sumará a la marcha convocada por organizaciones sociales para el domingo 22 de julio, en protesta por la “imposición” del priista Enrique Peña Nieto en la contienda electoral por la Presidencia de la República.

En la asamblea que sucedió a las puertas de la rectoría, los estudiantes rechazados de la educación superior calificaron el de Peña Nieto, y el PRI, como el mismo modelo “neoliberal” que los dejó sin la posibilidad de continuar sus estudios.

“El regreso del PRI (a la Presidencia) es gravísimo, significa continuar una política de desigualdad y criminalización de la juventud, que es la misma que nos ha excluido”, dijeron.

Mediante el Concurso de Selección de febrero de 2012, la UNAM admitió 11 mil 116 jóvenes de los 121 mil 970 que presentaron el examen.

Los resultados del proceso aplicado en junio, dados a conocer el domingo 15, no fueron más alentadores. Casi 90% de los aspirantes, 56 mil 120 de 62 mil 682 que aplicaron, fueron rechazados.

Comentar este artículo