Revés a Calderón; Comisión Permanente rechaza firma del ACTA

La sesión en el Senado. Foto: Octavio Gómez
La sesión en el Senado.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión rechazó por unanimidad la firma del Tratado Comercial Anti-Falsificación (ACTA, por sus siglas en inglés) suscrita el miércoles 11 en Japón por el embajador de México en ese país, Claude Heller.

Los legisladores de la Permanente consideraron que el convenio representa “una restricción” significativa a derechos fundamentales, como la libertad de expresión y el debido proceso en el país, y puede derivar en la imposición de censuras indebidas en la red de Internet.

Además, señalaron, el ACTA vulnera la Ley sobre los Tratados Internacionales en Materia Económica y en su firma por parte del gobierno de Felipe Calderón se ignoraron las conclusiones a las que llegó el Senado sobre el tema el 6 de septiembre de 2011.

En esa fecha se conformó un grupo plural de senadores para analizar el asunto, mismo que determinó que la puesta en vigor del ACTA podría derivar en una limitación a la “universalización deseable” del acceso a Internet en México.

Durante la sesión de este miércoles 25, los legisladores insistieron en que el ACTA viola los derechos humanos y acordaron la comparecencia del secretario de Economía, Bruno Ferrari; del titular del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), José Rodrigo Roque Díaz, así como de un represente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Los funcionarios federales deberán responder al Legislativo por qué el gobierno mexicano suscribió el convenio internacional sin consultar a otros poderes, así como los términos en que firmó el polémico acuerdo.

Además, la Permanente resolvió exhortar al presidente Felipe Calderón a que antes de ratificar el tratado establezca una reserva al artículo 27 y cualquier otra disposición que afecte los derechos fundamentales, para que no sean aplicables en México.

La comparecencia de los funcionarios fue solicitada luego de que los legisladores analizaran la decisión sobre el ACTA entregada el martes 24 por la Segunda Comisión, en la que se confirmó que es imposible retirar la firma del Ejecutivo de un tratado internacional.

Además de México, el convenio ha sido suscrito por Australia, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda y Singapur.

Sin embargo, para que el ACTA pudiera entrar en vigor era necesaria la ratificación del Senado, que hoy mismo rechazó el convenio a través de la Comisión Permanente.

El ACTA surgió en 2006 luego de una negociación entre Japón y Estados Unidos. Dos años más tarde se sumaron a varios países que consideraban que los tratados internacionales existentes para proteger los derechos de autor dentro de la normativa de la Organización Mundial de Comercio (OMC) eran insuficientes.

En la Unión Europea (UE), 22 de los 27 países comunitarios, entre ellos España, ya han firmado el texto del tratado, mientras otros, como Alemania y Polonia, solicitaron más tiempo para estudiarlo a fondo.

No obstante, el miércoles 4 el pleno del Parlamento Europeo rechazó el ACTA por amplia mayoría, con el argumento de que se entrometía en los derechos fundamentales de los internautas.

Comentar este artículo