Matan en Chihuahua a reportero gráfico en intento de asalto

Ernesto Araujo Cano. Foto: Cortesía.
Ernesto Araujo Cano.
Foto: Cortesía.

CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- El reportero gráfico Ernesto Araujo Cano, de 38 años, fue asesinado anoche en esta capital.

Araujo fue victimado luego de que terminó de cubrir una boda, alrededor de las 21:30 horas, en periférico Lombardo Toledano y la calle Justiniani.

El reportero viajaba en un Chevy color gris y al hacer alto en un semáforo tres hombres a bordo de otro vehículo lo interceptaron y bajaron para llevarse su auto, relataron testigos.

El auto de Araujo Cano tenía cortacorriente, por lo que los ladrones no pudieron llevárselo; esto los molestó y empezaron a agredirlo con un bat y un arma punzocortante, causándole varias lesiones.

Los golpes que recibió en la cabeza le ocasionaron muerte cerebral.

Posteriormente los asaltantes huyeron y Ernesto fue auxiliado por elementos de la Policía Única; paramédicos de la Unidad de Rescate de Gobierno del Estado (URGE) lo trasladaron al Hospital Central.

El diagnóstico desde esta madrugada fue muerte cerebral; hoy por la mañana Araujo Cano fue desconectado. Su familia sólo esperó a que falleciera.

En el gremio periodístico hay incredulidad, indignación y exigencia de justicia.

El reportero gráfico comenzó en la actividad profesional desde muy joven. Se desempeñó como fotógrafo de sociales y de información general hasta el año pasado.

Actualmente estaba dedicado a su estudio de fotografía y colaboraba con El Heraldo de Chihuahua. Sus pasiones fueron la fotografía artística, su hijo Kevin, de 9 años y sus amigos.

Ernesto Araujo es recordado como un compañero con alta calidad humana, uno de los mejores y de mayor prestigio en Chihuahua, por lo que la indignación es aún mayor.

Comentar este artículo