Inicia en Chiapas exhumación de 96 cadáveres de posibles centroamericanos

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Expertos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), con el apoyo de las autoridades locales y federales, iniciaron hoy en Chiapas la exhumación de 96 cuerpos de inmigrantes centroamericanos enterrados en los panteones municipales de Tapachula y Ciudad Hidalgo, para identificarlos.

Por petición del movimiento Voces Mesoamericanas, una organización que ayuda a familiares de inmigrantes, hace varios meses se firmó un convenio con las autoridades locales para que el equipo de la EAAF realizara análisis de identificación de dichos cuerpos, la mayoría de los cuales fue inhumado en la fosa común.

El equipo de seis peritos argentinos que estará al menos dos meses en Chiapas, llegó primero al panteón municipal de Tapachula acompañado del Servicio Médico Forense (Semefo) y de elementos de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), así como de representantes del Consejo Estatal de Derechos Humanos, la Secretaría de Salud y representantes consulares de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Los especialistas en medicina forense y genética están encabezados por la doctora Mercedes Doretti.

Policías estatales y municipales cercaron las zonas donde se realizaran las excavaciones, de donde se extraerán muestras óseas para hacer el análisis de ADN y compararlo con las de los familiares que reclaman los restos de sus hijos, hermanos y padres que perdieron la vida en su intento por cruzar el país con destino a Estados Unidos.

La organización Voces Mesoamericanas solicitó al gobierno de Chiapas indagar en las tumbas el destino de muchos de sus connacionales con quienes perdieron contacto. Incluso, ha hecho varias incursiones a territorio mexicano para buscar, en toda la “ruta del migrante” pistas que les permita indagar sobre el paradero de unos dos mil inmigrantes que se calcula murieron en el camino.

En febrero pasado se firmó un convenio con el gobierno de Chiapas, a través del CEDH, y en abril pasado los expertos argentinos tomaron muestras a todos los familiares que reclaman a sus muertos; en esta ocasión esperan compararlos con las muestras de ADN que extraigan de las tumbas.

Tras este primer paso, Voces Mesoamericanas dijo que espera lograr que estados como Veracruz, Tabasco, Tamaulipas, Puebla, Ciudad de México, Nuevo León y otros con tránsito de inmigrantes, participen y colaboren para identificar a quienes fallecieron en el trayecto, y fueron sepultados en fosas comunes.

En su web http://eaaf.typepad.com, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), se dice ser una organización científica, no gubernamental y sin fines de lucro que aplica las ciencias forenses -principalmente la antropología y arqueología forenses- a la investigación de violaciones a los derechos humanos en el mundo.

El EAAF se formó en 1984 con el fin de investigar los casos de personas desaparecidas en Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983). Actualmente, el equipo trabaja en Latinoamérica, África, Asia y Europa en cinco áreas programáticas: investigación, entrenamiento y asistencia, desarrollo científico, fortalecimiento del sector, documentación y difusión.

En un comunicado, el CEDH dijo que se pretende crear un banco de datos forenses cuya finalidad es “establecer un organismo regional que mejore sustancialmente la búsqueda de personas desaparecidas, especialmente, de inmigrantes no localizados, entre restos no identificados en toda la región, incluidos Centroamericana, México y Estados Unidos.

Para Luis Perdomo Vidal, vicecónsul de El Salvador en Tapachula, la presencia de los investigadores en Chiapas ayudará a aliviar la incertidumbre de decenas de familias que no saben del paradero de sus consanguíneos: “Detrás de cada desaparecido hay madres, hijos, esposas que están esperando saber qué le paso a su familiar”, dijo.

Comentar este artículo