Un expolicía, dos mujeres y un menor parte de Los Zetas en Nuevo León

MONTERREY, N.L. (apro).- El gobierno de Nuevo León desarticuló una célula de Los Zetas que operaban en los municipios norteños de Escobedo, San Nicolás y Sabinas, informó el vocero de Seguridad de la entidad, Jorge Domene Zambrano.
Explicó que a esta banda se le atribuyen por lo menos 20 asesinatos y varios secuestros.
El funcionario presentó este martes a nueve integrantes de dicha banda que fueron detenidos los primeros días de agosto; en ellos, hay un expolicía de Escobedo, dos mujeres y un menor de edad.
Domene Zambrano informó que los detenidos privaron de la vida a integrantes de un grupo rival y a algunas personas que secuestraron porque sus familiares incumplieron con las exigencias económicas acordadas durante la negociación.
También se les investiga por “halconeo”, robo de vehículos y cobro de cuotas a comerciantes.
Explicó que la banda fue desarticulada en los primeros días de agosto en la colonia Andrés Caballero, de Escobedo, cuando algunos de ellos circulaban en una camioneta Durango roja que habían obtenido como pago de un rescate.
Los detenidos son el expolicía escobedense Carlos Othón Rodríguez Garza, El Chivo, de 22 años, quien era segundo al mando en la célula delictiva; se inició como “halcón” cuando aún era policía activo.
De acuerdo con Domene, El Chivo robaba camionetas recientes que entregaba a Hilario Guadalupe Reyna Cuevas, alias El Vago, jefe de la plaza de Sabinas, que fue detenido el 27 de julio por la Policía Federal.
Los demás arrestados son José Alfredo Valdez Islas, El Pelón, de 48 años; José Israel Espino Náñez, El Papa o El Güero, de 23; Avilio Rodríguez Castro, El Catracho, de 42; Ubaldo Rolando Loyola Torres, El Rola, de 33; Raymundo Alejandro Rodríguez Banda, Gary o Ray, de 18.
Johana Zulamith Quiñones Zavala de 23; Brenda Elizabeth Gómez Zavala de 24 y un menor de nombre Ángel Alberto de 16.
Al ser detenidos estaban en posesión de un arma de fuego tipo AR-15, dos cargadores, la camioneta Durango, un Tsuru, y varios equipos de comunicación. Todos se encuentran en calidad de arraigados.
A juicio de Domene, las recientes capturas han debilitado la operación de la banda Los Zetas en Nuevo León, como lo aseguró ayer el comandante Cuarta Región Militar, Noé Sandoval Alcázar.
“Sabemos que es un grupo que, en lo que tiene que ver con esta plaza, ha tenido una serie de capturas. Ustedes han sido testigos de las mismas; esto de alguna manera, sin duda, debilita la presencia de ellos. Sin embargo, esto no quiere decir que no existan en la zona, aunque sí ha habido un debilitamiento”, dijo escuetamente durante la presentación de la banda.

Comentar este artículo