Mexicanos detenidos en Nicaragua se declararán culpables

MÉXICO, D.F. (apro).- Los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua en posesión de 9.2 millones de dólares se declararán culpables de los delitos de lavado de dinero y crimen organizado, según el periódico local El Nuevo Diario.

El diario cita declaraciones del abogado defensor de los detenidos, Ramón Rojas Urroz, quien dijo que la decisión fue acordada entre todos, con el propósito lograr una pena mínima para sus clientes.

Según el diario nicaragüense, entre quienes se declararán culpables durante la audiencia inicial prevista para el próximo miércoles 5 de septiembre, se encuentra Raquel Alatorre Correa, a quien la prensa nicaragüense vincula con el conductor del noticiario estelar de TV Azteca, Javier Alatorre.

De acuerdo con la Ley 641 o Código Penal de Nicaragua –artículos 282 y 393– los delitos de crimen organizado y lavado de dinero son sancionados con una pena que oscila entre los cinco y los siete años de prisión.

Rojas Urroz explicó que si el juez de audiencia Julio César Arias les impone la pena máxima por cada ilícito y no la mínima a sus clientes en la sentencia condenatoria, apelará la decisión con el propósito de lograr que sus representados pasen la menor cantidad de años posibles en la cárcel.

El despacho que defiende a los mexicanos es reconocido en Nicaragua. Su director, Ramón Rojas Méndez, es originario de la comunidad Las Maderas, jurisdicción de Tipitapa y es considerado uno de los penalistas de mayor prestigio en Nicaragua.

Su despacho jurídico ha enfrentado juicios difíciles, como en 2007, cuando asumió la defensa de varios miembros de una célula de Cártel de Sinaloa, integrado en su mayoría por mexicanos, la que fue desarticulada por la Policía ese año. También es el defensor de tres de los acusados en el caso Fariñas-Osuna.

En medio del sigilo que existe sobre el caso, la prensa nicaragüense consigna también que una de las seis camionetas en las que viajaban los detenidos entró y salió de Nicaragua por Peñas Blancas, frontera con Costa Rica, en 19 ocasiones entre abril de 2010 y febrero de este año y que el conducto de la misma, Julio César Alvarado Salas, trabajó –o trabaja– como camarógrafo de Televisa.

La camioneta Chevrolet, con rótulos de Televisa y placas 444-XCJ de México DF, entró a Nicaragua por última vez hace unos días por el puesto fronterizo “Las Manos”.

Antes de eso, ingresó y salió por Peñas Blancas 19 veces, según registros de la Dirección General de Aduanas de Costa Rica, proporcionados al diario La Nación de Costa Rica.

La primera vez fue el 12 de abril de 2010 con el permiso 18026, expedido por Aduanas; el mismo permiso fue usado para realizar tres viajes más, cada uno con intervalos de dos meses.

Alvarado Salas es uno de los 18 mexicanos detenidos el jueves 23 y acusados de lavado de dinero y crimen organizado, a quienes la policía nicaragüense les incautó 9.2 millones de dólares.

Fuentes extraoficiales en Nicaragua, citadas por El Cronista Digital sostienen que las autoridades han previsto la hipótesis de que el dinero serviría para pagar algún cargamento de droga, posiblemente del grupo que introduce la cocaína a través de “mulas humanas” por San Carlos, Río San Juan.

Las autoridades nicaragüenses presumen que el dinero iba destinado a un mismo grupo porque los paquetes de dinero estaban marcados con códigos y hubo casos de algunos fajos que tenían códigos similares.

Según la información publicada por La Nación, 19 de los 20 ingresos de la supuesta camioneta de Televisa coinciden con los movimientos migratorios de Alvarado Salas, quien portaba el pasaporte G10062000, supuestamente reside en el Distrito Federal, tiene 43 años y es camarógrafo.

Asimismo, en al menos 13 ocasiones que la camioneta cruzó la frontera con Costa Rica, el registro de entradas y salidas coincide con el movimiento migratorio de la jefa de la banda, Raquel Alatorre Correa.

El pasado domingo 26, el portal digital nicaragüense El Cronista Digital publicó una nota firmada por el periodista Oscar Merlo, en la que señala que una fuente le confirmó que al menos Raquel Alatorre y otros tres o cuatro de los 18 mexicanos detenidos son trabajadores de Televisa.

“Nada es falso en las seis Van, los logos, los equipos, todo es de Televisa”, señaló el informante al diario digital. Dicha fuente dijo al periodista que los vehículos y las personas que los tripulaban están ligados al narcotráfico internacional que ha incursionado en Nicaragua y otros países de la región.

No obstante, el martes 28, la empresa negó que los 18 mexicanos detenidos en la aduana de “Las Manos”, tengan o hubiesen tenido relación laboral con la empresa y que los vehículos confiscados con su logotipo hayan formado parte de su flotilla.
Incluso, señaló en un comunicado que Noticieros Televisa no cuenta con corresponsal en Nicaragua.

También advirtió que presentará las denuncias correspondientes, en el caso de que se compruebe que los detenidos falsificaron documentos para hacerse pasar como empleados de Televisa y/o falsearon información de los vehículos.

Además, la televisora destacó que se ha realizado un deslinde formal, cuyo trámite está en curso, por conducto de la Procuraduría General de la República (PGR), a efecto de que sea conocido por las autoridades nicaragüenses.

Por este caso, cinco policías nicaragüense están detenidos en una prisión de la Dirección de Auxilio Judicial, en calidad de investigados, para que informen cuál era el método que usaban los mexicanos para cruzar la frontera y si ofrecían sobornos.

Comentar este artículo