Consuelo Sáizar rinde informe de labores del Conaculta

Consuelo Sáizar, titular de Conaculta. Foto: Eduardo Miranda
Consuelo Sáizar, titular de Conaculta.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- La titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar, presentó este lunes el informe de labores del sector cultural 2006-2012, en el que destacó los “logros” del llamado Proyecto Cultural del Siglo XXI Mexicano.

En conferencia de prensa en la Fonoteca Nacional, la funcionaria sostuvo que durante estos seis años, la apuesta de la administración federal en materia cultural estuvo enfocada en tres rubros: cine libros y música, y en ese lapso –subrayó– se mostró a México como una potencia cultural a nivel mundial.

Aseguró que dentro de la administración del presidente Felipe Calderón, la política de gobierno en materia de cultura fue poner en marcha un proyecto apoyado en las tradiciones del Estado mexicano, pero mirando hacia el futuro y proponiendo una nueva manera de relacionarse con el mundo, con las tecnologías emergentes y con una sociedad más participativa y demandante.

Con ese objetivo, dijo, el Conaculta impulsó el Proyecto Cultural del Siglo XXI Mexicano, cuyos ejes son la preservación del legado cultural y artístico de México; la decisión de convertir a este país en la plataforma intelectual del español, y alcanzar una profunda vinculación con la sociedad.

Luego de que varios críticos y especialistas cuestionaron la falta de definición en política cultural durante la gestión de Sáizar, la exdirectora del Fondo de Cultura Económica justificó que su administración estuvo “atravesada” por las conmemoraciones del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana en 2010.

Con ello, añadió, fue hasta 2011 cuando se comenzó a proyectar la “visión de futuro”, dentro de la cual se contempló la digitalización de tres grandes acervos: imagen, palabra y sonido.

Con una presentación audiovisual cargada de cifras, en las que subrayó de entrada el incremento presupuestal, que pasó de 6 mil 121 millones de pesos en 2006 a 15 mil 662 millones en 2012, Sáizar enumeró los incrementos en diversos rubros: cine, becas, adquisición de libros para bibliotecas, apertura de zonas arqueológicas y homenajes rendidos a figuras del medio cultural.

En el presupuesto a cinematografía, detalló, se pasó de mil 772 millones de pesos en el sexenio pasado a 6 mil 260 millones entre 2007 y 2012, mientras que en la producción de películas se invirtieron 3 mil 400 millones de pesos más, al pasar de 533 millones de pesos a 3 mil 933 millones. Además, añadió, en el sexenio de Calderón se realizaron 418 películas, 318 más de las realizadas durante la administración foxista.

Aunque el incremento no se corresponde de manera proporcional con las cifras señaladas, la funcionaria federal hizo ver que también aumentó el número de asistentes al cine: de 38 millones en la gestión de Vicente Fox pasó a 57 millones en este sexenio.

Asimismo, mencionó la adquisición de las bibliotecas de los escritores fallecidos José Luis Martínez, Carlos Monsiváis, Jaime García Terrés, Antonio Castro Leal y Alí Chumacero, para la Biblioteca de México José Vasconcelos, ubicada en la Ciudadela, donde aún se trabaja en la rehabilitación de los espacios que resguardan los fondos México y el Reservado.

De acuerdo con Sáizar, durante su administración se instrumentó el programa de adquisición de obras de arte para los museos del Instituto Nacional de Bellas Artes. En 2008, detalló, se invirtieron 9 millones de pesos; 100 millones en 2010, 16 millones en 2011 y 20 millones este año.

Sobre los proyectos que quedan pendientes, mencionó que el Museo del Cine se “complicó”, pero tratará de dejarlo “lo más avanzado posible”.  Y respecto de las obras de la Ciudadela, simplemente señaló que se lleva un avance de 80%.

Aseguró que ya están listos los Estudios Churubusco, la Tallera de Siqueiros en Cuernavaca y el Museo de Arte Contemporáneo Internacional Rufino Tamayo, y se abrirá una librería Educal con el nombre de Alejandro Rossi en la Biblioteca de México.

Al referirse al Centro Cultural Elena Garro, que también tendrá una librería Educal –ubicada en la calle Fernández de Leal, en Coyoacán, donde los vecinos oponentes al proyecto lograron revertir el permiso para uso de suelo comercial–, Sáizar dijo que su obligación como funcionaria es terminar esa obra.

En otros temas, evadió opinar sobre la polémica que en su momento desató el monumento Estela de Luz, esgrimiendo que a ella no le correspondió ese proyecto, aunque el Conaculta pondrá un espacio para el arte digital en ese sitio.

Tras ello, admitió que uno de los grandes pendientes que dejará es la realización del marco jurídico para el organismo que dirige, debido a que, se excusó, no se logró reunir las voluntades necesarias.

 

Comentar este artículo