Liberan a 63 integrantes de #YoSoy132 Puebla

PUEBLA, Pue. (proceso.com.mx).- Tras la liberación de 63 de sus integrantes, el movimiento #YoSoy132 Puebla anunció que recurrirá a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para presentar una queja por el desalojo violento del que fueron objeto esta madrugada.

Respaldados por organizaciones civiles y populares, los jóvenes realizaron una manifestación en el Paseo Bravo, en la que acusaron al gobernador Rafael Moreno Valle y al alcalde Eduardo Rivera por la represión.

Aunque las autoridades municipales insistieron en que la detención de los jóvenes se realizó sin violencia, algunos de ellos mostraron las huellas de los golpes.

El secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Amadeo Lara Terrón, dijo que a los 63 detenidos -40 hombres y 23 mujeres- el  juez calificador  les impuso una multa de 3 mil pesos a cada uno.

Sin embargo, señaló que la sanción les fue condonada a solicitud del alcalde Eduardo Rivera Pérez.

Aseguró que a cada uno de ellos se le tomó declaración y se le hizo un parte médico, en el que supuestamente consta que no fueron golpeados.

El funcionario justificó el uso de la fuerza pública para desalojar a los integrantes de #YoSoy132, luego de que en tres ocasiones les habían pedido que se retiraran para garantizar la seguridad durante los actos cívicos de izamiento de bandera y del Grito de Independencia.

“No respetaron nuestro derecho de libertad de expresión, llegaron los granaderos directamente a reprimirnos, no nos pidieron que desalojáramos pacíficamente sino a sacarnos a golpes, con toletes, con las manos, a patadas”, aseguró un joven que estaba en el campamento.

Tras mostrar un moretón en su brazo, el integrante del colectivo explicó que  los policías les pusieron esposas y los subieron  en camionetas, aunque hubo algunos que lograron evadirse.

Relató que algunos de los que estaban en el campamento dormían y otros se mantenían en guardia en los cuatro puntos del zócalo, porque temían que pudiera darse un desalojo.

Agregó que por la tarde, en tres ocasiones, personas que aseguraron ser representantes del gobierno estatal pero que no se identificaron, acudieron ante ellos para pedirles que cambiaran el campamento al Paseo Bravo, una plaza que está a un kilómetro de distancia del Zócalo.

“Acordamos negarnos porque era antidemocrático que nos quitaran, nuestra manifestación era pacífica y queríamos expresar nuestra opinión el Día de la Independencia de México, estábamos en nuestro derecho”, expresó.

La convocatoria del #YoSoy132 era para realizar una ceremonia previa a la oficial, en la que se gritaría “¡Viva México sin PRI!”. Desde el jueves los jóvenes instalaron un plantón en el Zócalo, frente a Palacio Municipal, donde el gobernador Moreno Valle encabezará la ceremonia del Grito.

Este año el gobierno poblano ha invertido recursos millonarios para los festejos del Día de la Independencia que se realizarán en la zona de Los Fuertes y que incluyen la contratación de los cantantes Paulina Rubio, Pablo Montero, Eugenia León, Aída Cuevas y la Sonora Dinamita.

Comentar este artículo