Plagian a otros siete empleados de mina en Chihuahua

CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Un grupo armado ingresó a la mina Cieneguita y plagió a alrededor de siete empleados, de acuerdo con las versiones de trabajadores y autoridades de Cieneguita de los Trejo, del ejido Piedras Verdes.

Un día antes sujetos armados bloquearon los accesos y “levantaron” a por lo menos dos proveedores de la mina El Sauzal.

Por tal motivo los empleados de la mina de El Sauzal, en el municipio de Urique, fueron trasladados a otros municipios en una avioneta de la compañía.

Desde el año pasado, grupos armados han hecho amenazas constantes a diferentes comunidades de Urique y a las empresas mineras.

Las autoridades seccionales no cuentan con datos oficiales, sólo “lo que informan los trabajadores”, dio a conocer el presidente seccional Manuel Valenzuela, quien solicitó presencia permanente de corporaciones policiacas.

El problema comenzó hace cuatro días. En esa ocasión elementos de la 42 Zona Militar implementaron operativos de vigilancia.

Sin embargo, las autoridades de la región indicaron que ayer dejaron el lugar.

El ambiente es de temor, señalan empleados de la mina que fueron trasladados hoy a sus lugares de origen, incluida la capital y otros municipios de Chihuahua, así como a Sinaloa.

Ante el peligro que corrían, un total de 300 trabajadores de la mina El Sauzal fueron transportados en grupos de ocho en una avioneta.

Los empleados de Cieneguita también están abandonando la mina, ya que desconocen cuándo pueden ser atacados de nuevo por el grupo armado.

Por lo menos esas dos minas dejaron de operar ayer y hoy fueron evacuadas.

Las minas se ubican en el ejido Piedras Verdes y en Cieneguita de los Trejo. Esta última colinda con Choix, en el estado de Sinaloa y El Sauzal, cerca del municipio de Batopilas.

Las autoridades de esas regiones manifestaron que la gente se siente intranquila y amenazada porque en diferentes ocasiones grupos armados han tomado los poblados y luchan constantemente por la plaza con otro grupo de Sinaloa.

Los directivos de la mina no lograron hablar con las autoridades locales, por lo que sólo conocen la versión de trabajadores y gente de esas comunidades.

En cuanto a las personas plagiadas, indicaron que las de El Sauzal son dos proveedores de la empresa Chevron, que se dedica a vender aceites y filtros. La mina quedó abandonada porque no hay con qué trabajar.

Comentar este artículo