Recuerdan matanza en Tlatelolco con protestas, paros, marchas y deslindes

Jóvenes conmemoran 44 años de la masacre de Tlatelolco. Foto: Xinhua / Pedro Mera
Jóvenes conmemoran 44 años de la masacre de Tlatelolco.
Foto: Xinhua / Pedro Mera

MÉXICO, D.F. (apro).- La conmemoración del 44 aniversario de la matanza estudiantil del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco tuvo eco en distintas trincheras del país.

Por primera vez, desde el 2 de octubre de 1968, se izó la bandera a media asta en la Cámara de Diputados y se instituyó la fecha en el calendario cívico, se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas y se lanzaron diferentes proclamas.

Incluso, el presidente electo, el priista Enrique Peña Nieto, en un intento por desmarcarse de la represión de 1968 ordenada por un correligionario suyo, el expresidente Gustavo Díaz Ordaz, escribió en su cuenta en Twitter que se comprometía a ejercer una Presidencia respetuosa de los derechos y libertades de los mexicanos.

“Este 2 de octubre reafirmo el compromiso de ejercer una Presidencia Democrática, respetuosa de los derechos y libertades de los mexicanos”.

Aprovechó el Día Internacional de la No Violencia, que se conmemora también este día en memoria del nacimiento de Mahatma Gandhi, para remarcar su compromiso con el diálogo y la tolerancia.

“El Día Internacional de la No Violencia nos compromete a trabajar por un México de paz, diálogo, tolerancia y entendimiento.

“Reitero el compromiso de establecer una Estrategia Nacional para Reducir la Violencia que aplique la ley y reconstruya el tejido social”, escribió el exgobernador del Estado de México, responsable de la represión en San Mateo Atenco.

Como todos los años, estudiantes universitarios marcharon para recordar la fecha, sólo que ahora aglutinados en el colectivo #YoSoy132 que reiteró su rechazo al presidente electo y realizó movilizaciones en distintos estados del país.

También realizaron paros de labores totales o parciales en al menos 23 instituciones, entre ellas, las preparatorias 2, 5, 6 y 9, los CCH Azcapotzalco y Sur, este último en paro activo. También la Escuela Nacional de Música, la ENAP, Facultad Estudios Superiores Aragón, Trabajo Social, las facultades de Economía, Ciencias Políticas (paro activo), Ciencias y Arquitectura, todas de la UNAM.

Del Politécnico participaron UPICSA, ESIME, ESCA y Economía.

Además se unieron las sedes Xochimilco, Azcapotzalco, Iztapalapa y en paro parcial Cuajimalpa de la UAM, así como la UPN y la ENAH.

Las movilizaciones fueron aprovechadas también para expresar su rechazo a las reformas laborales aprobadas en la Cámara de Diputados.

El colectivo llevó a cabo marchas en Monterrey, Veracruz, Estado de México, Tabasco, Quintana Roo, Querétaro, Guadalajara, además de la Ciudad de México. Los carteles con las convocatorias a las movilizaciones, fueron publicados en su página www.yosoy132media.org.

La más numerosa que denominaron: “Marcha histórica” fue la de la Ciudad de México, de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo de la ciudad, que inició alrededor de las 16:00 horas.

Varios miles de manifestantes –más de 30 mil según estimaciones de portales electrónicos– encabezados por el Comité del 68, se dieron cita en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco para de ahí avanzar  hacia la Plaza de la Constitución en dos rutas.

El Comité del 68, acompañado por estudiantes de la UNAM, instituciones privadas y otras escuelas, integrantes del colectivo #YoSoy132, se desplazó por el Eje Central hasta llegar al Zócalo.

Otro contingente integrado principalmente por estudiantes de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, del IPN, sindicatos –entre ellos el SME–, algunas secciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y grupos anarquistas marchó por Paseo de la Reforma y confluyeron en el Zócalo con el otro contingente.

Parte de este segundo contingente se desvió hacia el Senado de la República donde se llevaba a cabo la discusión de la Reforma Laboral para expresar su rechazo contra ella.

Cientos de policías realizaron los cortes necesarios a la circulación vigilaron el desarrollo de las movilizaciones en las que no se registraron incidentes de gravedad.

Durante el recorrido hacia el Zócalo, Raúl Álvarez Garín, líder histórico del Comité 68, dijo que esta es una marcha “de los indignados, de aquellos que han sido agraviados y que exigen justicia”.

En la plancha del Zócalo capitalino la delegación Cuauhtémoc instaló un templete donde grupos de rock participan en un “Memorial por los caídos”.

La matanza del 2 de octubre también fue recordada con fotografías y videos en las redes sociales, principalmente Twitter y Facebook. En algunas de las imágenes se hacía alusión a que años después de ese trágico día la gente volvió a votar por el PRI.

Una de las fotos tomada frente a la Catedral, donde aparecen tanques militares de frente a los estudiantes fue acompañada por el siguiente mensaje:

“Cualquier persona del mundo se preguntaría, como es posible que después de que los han humillado, pisoteado y reprimido hoy vuelve de nuevo aquel partido que tanto les hizo daño”.

En Twitter la etiqueta #2DeOctubreNoSeOlvida, “Díaz Ordaz”, “el 2” y “Tlatelolco” se ubicaron como Trending Topic en la red social, a través de los que los usuarios llamaron a no olvidar la masacre estudiantil y que fue ordenada por un presidente priista al que compararon con Peña Nieto, por la represión de Atenco.

Por su parte, el pleno de la Cámara de Diputados rememoró los hechos del 2 de octubre de 1968. Por primera vez se izó la bandera a media asta para recordar a las víctimas y se pronunciaron discursos de las bancadas que culminaron con un minuto de silencio solicitado por el presidente de la mesa directiva, el priista Jesús Murillo Karam.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Alberto Villarreal, del PAN, encabezó la ceremonia en la que por primera vez los poderes federales rindieron homenaje luctuoso a las víctimas del movimiento estudiantil.

Los discursos más críticos fueron los de los partidos de izquierda que recordaron que la masacre del 2 de octubre fue responsabilidad del régimen priista de Gustavo Díaz Ordaz, mientras que el PAN señaló que en esos días de represión condenó los abusos de autoridad cometidos contra los estudiantes.

Por su parte, la priista Paloma Villaseñor destacó que por primera vez se recuerda a las víctimas de 1968, con el izamiento de la bandera nacional a media asta.

Enfatizó el compromiso de su grupo parlamentario con los ideales que alentaron a los jóvenes de aquella década en México y refirió que una de las formas de dar respuesta en el presente es el trabajo por “una democracia de resultados a las demandas sociales”.

En la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se replicó el acto solemne. Los diputados guardaron un minuto de silencio y llamaron a mantener el diálogo por encima de las discrepancias a fin de evitar que se repitan sucesos como los de hace 44 años en la Plaza de las Tres Culturas.

Comentar este artículo