Rogelio Cabrera, nuevo arzobispo de la arquidiócesis de Monterrey

MÉXICO, D.F., (apro).- El Papa Benedicto XVI nombró a monseñor Rogelio Cabrera López como nuevo arzobispo de la arquidiócesis de Monterrey, Nuevo León, sede cardenalicia que estuvo vacante desde principios de este año.

El nombramiento de Cabrera López fue dado a conocer por el diario del Vaticano L´Osservatore Romano en su edición de este miércoles. De inmediato, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) emitió un comunicado de prensa mediante el cual difundió la noticia en México.

Cabrera López, formado en el seminario de Querétaro, estudió teología en la Universidad Gregoriana de Roma, y sagrada escritura en el Instituto Bíblico. El prelado guanajuatense, de 61 años de edad, ocupó algunos cargos y parroquias en la diócesis de Querétaro.

En 1996 fue nombrado obispo de Tacámbaro, Michoacán, y en 2001 mantuvo el mismo cargo en Tapachula, Chiapas. En 2007 se le designó arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, cargo que desempeña actualmente y que en breve dejará para tomar posesión como arzobispo de Monterrey.

Cabrera López sustituirá a monseñor José Francisco Robles Ortega, quien de Monterrey fue enviado por el Papa a la arquidiócesis de Guadalajara, a principios de este año.

Monterrey es sede cardenalicia, por lo que a Cabrera López le corresponde necesariamente ser nombrado cardenal, cargo con el que se integrará al llamado Colegio Cardenalicio, compuesto por los más altos jerarcas de la Iglesia católica, que son quienes eligen al Papa.

Tanto Cabrera López como Robles Ortega son los dos principales candidatos para presidir la CEM, según declaró a la revista Proceso Manuel Corral, vocero del episcopado, quien calificó al primero como un hombre sencillo y de diálogo, perteneciente a “una nueva generación de obispos” (Proceso 1873).

En noviembre próximo, los más de cien obispos mexicanos aglutinados en la CEM elegirán a su nuevo presidente, quien ocupará el cargo por un trienio, con derecho a una reelección. El nuevo arzobispo de Monterrey puede ser el elegido.

Comentar este artículo