Homenaje a Regina Martínez y periodistas asesinados, exiliados y desaparecidos

Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz. Foto: Octavio Gómez
Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz.
Foto: Octavio Gómez

XALAPA, Ver. (apro).- El Club Internacional de Escritores (PEN, por su abreviatura británica) dedicó un homenaje-reconocimiento, además de carretadas de aplausos, a la excorresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez Pérez, y a los ocho periodistas que murieron en defensa de la verdad y de su libertad de expresión en la entidad, sólo en los últimos 18 meses.

Los escritores Jeanette Winterson, Fréderic Martel, Janne Teller, Eurig Salisbury, Michael Jacobs y Peter Godwin pidieron a los asistentes a la plática “Las Preguntas Hay 25”, realizada en la Casa del Lago de la Universidad Veracruzana, ovacionar a los nueve periodistas que han sido asesinados en Veracruz y a los tres reporteros desaparecidos en suelo veracruzano, así como otros tantos que han debido salir del estado por que su vida está en riesgo.

“Hay gente que es asesinada por lo que escribe, van 77 reporteros que han sido asesinados o desaparecidos en México y no se sigue ninguna persecución (en contra de los culpables), y sabemos que Veracruz es el estado más peligroso para ejercer el oficio de informar”, señaló el periodista y escritor estadunidense Peter Godwin.

Posterior al mensaje, el escritor pidió el apoyo de Michael Jacobs, quien goza de una traducción al español más fluida, para “pasar lista”, de los doce reporteros y periodistas veracruzanos que han sido asesinados o están en calidad de desaparecidos, resaltando el nombre de Regina Martínez, encontrada sin vida el 28 de abril pasado en el interior de su domicilio, crimen que a más de cinco meses de ocurrido continua impune.
“Noel López Olguín, Miguel Ángel López Velasco, Misael López Velasco, Yolanda Ordaz, Regina Martínez, de Xalapa y corresponsal de Proceso, Gabriel Huge, Esteban Rodríguez, Víctor Manuel Báez Chino y Guillermo Luna, así como las desapariciones de Gabriel Manuel Fonseca, Miguel Morales y Evaristo Ortega”, señaló Jacobs.

Godwin lamentó que en la distancia del Hay Festival 2011 al que se celebra en estas fechas, otros seis compañeros de los medios de comunicación han muerto.

“Pudieron haber estado entre nosotros; hoy los escritores, cronistas y periodistas tienen que honrar a estos escritores que pagaron con su vida la libertad de expresión”, expresó.

En entrevista previa, Guillermo Osorno, otro de los invitados al Hay Festival Xalapa 2012, para participar en conferencias sobre literatura de revista y crónicas de migrantes y presentar el libro Sam no es mi Tío, criticó que actualmente las fiscalías y comisiones “especializadas” para la atención, protección e investigación de periodistas asesinados o en riesgo son pura “faramalla”.

“Vemos con suspicacia la manera en cómo no se ha resuelto el crimen de la periodista de Proceso, Regina. Las vueltas que se le han dado al caso. Lo último que leí fue que según era una cuestión pasional, pero desde el Distrito Federal observo una muy poca voluntad del gobierno para aclarar el caso”.

Para Guillermo Osorno, quien en su revista mensual también aborda temas sobre delincuencia organizada y corrupción, Veracruz tiene focos de alarma y preocupación por los casos de violencia en contra de periodistas.
“Y vemos que el peligro está para los (reporteros) locales, en particular los de Veracruz, vemos desaparición y muerte, el desplazamiento de algunos compañeros, que se han tenido que salir del estado, se ve con mucha preocupación desde la Ciudad de México”, reseñó.

También responsabilizó de cierto grado de vulnerabilidad que tienen los periodistas de provincia a los dueños de los medios, pues a muchos los obligan a laborar en calidad de free lance, carecer de Seguro Social y trabajar en condiciones y salarios por demás precarios.

Comentar este artículo