Narco hace y deshace en Sombrerete; “quítennos este pánico que vivimos”, claman habitantes

Descubren en Zacatecas 12 tambos con ceniza, ropa y zapatos. Foto: Leonardo Garza
Descubren en Zacatecas 12 tambos con ceniza, ropa y zapatos.
Foto: Leonardo Garza

ZACATECAS, Zac. (apro).- Ciudadanos del municipio de Sombrerete hicieron un reclamo al gobernador Miguel Alonso Reyes por el retiro del retén de la Marina, el cual se encontraba instalado en la cabecera municipal, pues esta localidad vive horas de pánico por la irrupción de grupos armados.

En un desplegado, las asociaciones civiles exigieron a Alonso Reyes “que ponga los ojos en esta localidad que en febrero obtuvo el nombramiento de Pueblo Mágico, y que la magia no radique en la desaparición de nuestra gente”.

El mandatario, mientras tanto, presumió a través del área de Comunicación Social su asistencia a una fiesta del empresario Carlos Peralta, en la que convivió con Carlos Slim, Enrique Peña Nieto y miembros de su equipo.

El retén de la Marina permaneció dos meses en la salida de Sombrerete a Fresnillo –cerca del lienzo charro–, luego de que ahí se registraran diversos enfrentamientos entre integrantes de los Cárteles Unidos y Los Zetas, así como con corporaciones de seguridad, hechos que dejaron decenas de muertos.

Aunque en este lapso se continuaron registrando varios hechos delictivos, como la desaparición de tres personas que fueron sacadas de un bar y el homicidio de una joven, los vecinos denunciaron que, a partir de que los marinos se fueron, la comunidad “vive una situación en este momento muy alarmante, ya que por lo que se ha visto los grupos armados secuestran y levantan gente con lujo de violencia”.

En el comunicado que se hizo llegar a Apro, habitantes de Sombrerete precisaron que el retén de la Marina fue retirado el jueves pasado y reinstalado en el municipio vecino, Saín el Alto.

“Los ciudadanos se preguntan el porqué de la decisión tan radical de retirarse del pueblo, cuando ellos mismos (los elementos de la Armada) conocían la problemática del municipio”, exponen en el documento.

Esa misma noche, a la cabecera arribaron varias camionetas con hombres encapuchados, algunos vestidos como policías federales y soldados, los cuales llegaron “haciendo escándalo” y, de acuerdo con la queja, los presuntos sicarios gritaban que ya “¡compramos a la Marina!”.

Más tarde llegó otro grupo, al parecer de un bando contrario, contra el que se enfrascaron en algún enfrentamiento en la entrada del pueblo.

Pasada de la medianoche, los pobladores se enteraron que seis personas fueron “levantadas”, entre ellas dos mujeres que fueron sacadas de sus domicilios.

“Es muy importante mencionar que en la historia de este pueblo jamás se había visto tanto levantamiento… el sábado tuvieron reuniones en Sombrerete asociaciones civiles, tanto de comerciantes como de empresarios, y determinaron comunicarse con la Secretaría Armada de México y con la 11 Zona Militar de Guadalupe Zacatecas, y no obtuvieron respuesta positiva, sino todo lo contrario.

“Argumentaron que tenían otros reportes de varios municipios y que lo iban a estudiar. Quienes tomaron la denuncia se portaron negligentes, déspotas y prepotentes”, se acusa en el comunicado de los pobladores.

Finalmente, pidieron al gobernador garantizarles “una vida tranquila” con la presencia de marinos, fuerzas federales y policía estatal, en virtud de que los pobladores temen por sus vidas.

“Quítennos este pánico que el día de hoy vivimos”, piden al Ejecutivo estatal.

En tanto, este día el gobierno del estado difundió una foto y un comunicado en el que informa que el mandatario priista Miguel Alonso “acudió como invitado a la primera comunión de los hijos del empresario Carlos Peralta, evento en el que se reunió la clase política y empresarial del país”.

El presidente electo Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera, fungieron como padrinos de uno de los hijos del empresario.

La Dirección de Comunicación Social del estado resaltó que durante la reunión, el gobernador de Zacatecas “departió con el empresario Carlos Slim, integrantes del equipo de transición como Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong, al igual que con el coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, y el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Murillo Karam”.

Supuestamente, la asistencia de Alonso Reyes al ágape “sirvió para que el gobernador planteara temas y proyectos de interés para Zacatecas, tanto al presidente electo como a los líderes parlamentarios y a la clase empresarial”.

Comentar este artículo