Windows 8: cinco comentarios y tres recomendaciones

La presentación de Windows 8. Foto: AP
La presentación de Windows 8.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Aclaración para los lectores: para escribir este post instalé Windows 8 en un software que virtualizó una PC en mi MacBook Pro.

Windows 8 ya está en el mercado, y aunque los ejecutivos de Microsoft aseguran que estamos ante un sistema operativo completamente nuevo, dos días de uso me dan la impresión de que se trata de una importante actualización a Windows 7, orientada a aplicar una tremenda cirugía plástica para recuperar el tiempo que ha perdido la empresa en el mercado de las interfaces táctiles.

El resultado de este procedimiento quirúrgico es notable. El rostro inicial de W8 es realmente hermoso. Su diseño y organización en tabiques (live tiles, oficialmente) me impresionó cuando tuve en mis manos un smartphone LG con Windows Phone 7 hace más de un año, por lo que utilizarlo en mi laptop ha sido una experiencia muy gratificante, aunque me surgieron algunas observaciones que quiero compartir con ustedes:

Uno. Está claro que Microsoft quiere que los usuarios de W8 “cuelguen” de los mosaicos de inicio toda la información, tareas y procesos que habitualmente realizan con sus PC. O esa es la explicación que me doy al confirmar que el botón START ha desaparecido de la primera pantalla. Una vez que descubres que está oculto debajo de la esquina superior derecha, es muy fácil recordar como utilizarlo (o por lo menos lo será para quienes han utilizado Exposé en Mac OS).

Dos. Inicialmente, la aparente ausencia del botón START también implicó no tener claro cómo explorar carpetas, mover archivos de una a otra, renombrarlos, pero, igualmente, descubierto el acceso en la esquina superior derecha, se accede igualmente a las configuraciones generales.

Tres. Nunca he entendido el gusto de algunos usuarios a llenar la pantalla (“maximizar”) con la ventana del programa en uso, pero siempre existió en Windows la opción de no hacerlo. Con W8 esto ya no es opcional: la aplicación en uso llena por completo la pantalla, deduzco que es para que los usuarios disfruten de la navegación lateral entre aplicaciones abiertas.

Cuatro. La cirugía plástica de W8 no incluye, pero ni poquito, a las aplicaciones desarrolladas para versiones anteriores de Windows. Al abrir alguna de este caso, simplemente surge W7 desde las entrañas de W8 (si no es así técnicamente, visualmente así lo parece) y la corre sin mayor problema. Esta “bipolaridad” da pie para que, por ejemplo, haya dos Internet Explorer instalados: uno con el diseño “tradicional” y otro embellecido con la nueva interfaz. Eventualmente, todas las aplicaciones o programas se habrán actualizado al modelo de live tiles y esta doble convivencia pasará a la historia.

Cinco. Microsoft ha aprendido mucho de lo que han hecho sus competidores, y esto solo pueden ser buenas noticias para los consumidores. W8 es un sistema operativo realmente social: su conectividad a buscadores, comunidades como Facebook, incluso la integración de Skype, proveen una experiencia muy cercana a la que se tiene en un smartphone cuando se trata de compartir información. De hecho, con esto Microsoft está dando sus primeros pasos para crear un sistema operativo que, en el futuro, funcione en cualquier dispositivo: teléfono, tableta o máquina de escritorio o portátil, objetivo que igual pretende Apple con Mac OS e iOS, pero que aún está en proceso.

FF>>

Si ya están embarcados en la travesía Windows 8, he aquí tres útiles aplicaciones para su día a día, disponibles en la nueva Windows App Store y diseñadas para lucir espléndidamente en la cuadrícula inicial de la más reciente actualización del sistema operativo de Microsoft:

Metro Commander
(Gratis)

http://goo.gl/YnT0b

Este programa gratuito es de transición: combina el look de la nueva interfaz de W8, pero resuelve necesidades añejas: al carecer de botón START, la pantalla de inicio de este SO no ayuda para encontrar el camino hacia el Explorador de archivos. Es aquí donde entra Metro Commander, una aplicación que se puede enganchar a la pantalla de inicio y facilita radicalmente la administración de archivos, lo mismo para los guardados en el disco duro como para los que tengamos en la nube. Desde aquí se puede cambiar de nombre, carpeta, copiar, pegar, crear nuevas carpetas, entre todas esas pequeñas pero indispensables tareas que realizamos todo el tiempo con nuestros archivos.

News Bento
(Gratis)

http://goo.gl/914cp

Soy un adicto a la información, por esto entre las primeras aplicaciones que busqué para W8 estuvieron los lectores de RSS o canales de noticias que mejoren la experiencia de navegar entre las noticias y actualizaciones de los sitios que reviso cotidianamente. Llamó mi atención News Bento (nada tiene que ver con el popular Bento para Mac), una aplicación que me permitió leer mis cuenta de Google Reader en una interfaz muy limpia y fácil de navegar. Me recordó a Feedly, pero con la ventaja de que News Bento sugiere información a partir de los gustos que le configuramos desde la primera sesión, una opción útil para aquellos usuarios que no utilicen canales RSS.

OneNote
(Gratis)

http://goo.gl/5qZnj

Difícilmente dejaré de usar Evernote para tomar notas, notas con audio, video o adheridas a fotos. Pero quienes habitan en las profundidades de Windows tal vez ya estén habituados a OneNote, y su refresh para W8 es de un diseño de mucha elegancia: crea listas de tareas por cumplir, permite escribir notas como si se tratara de una libreta de papel, se pueden agregar fotos, tiene búsqueda interna y opción para compartir notas en medios sociales, entre otras funciones que le serán de mucha utilidad a cualquiera.

Comentar este artículo