Sigue en activo 80% de los policías reprobados en confianza: SNSP

MÉXICO, D.F. (apro).- El Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) reveló hoy que cerca de 10 mil de los 333 mil 540 policías federales, estatales y municipales evaluados hasta ahora en el país reprobó los exámenes de control de confianza.

Aun así, dijo, 80% de ellos siguen activos en sus respectivas regiones.

Óscar Vega Marín, secretario ejecutivo del SNSP, consideró en rueda de prensa que las autoridades deben cesar a los elementos negativos de su cargo e, incluso, proceder penalmente contra quienes ya se les comprobaron nexos con el crimen organizado.

El funcionario federal sostuvo que los gobiernos locales no tienen pretexto para avanzar en la depuración que, además, subrayó, debe ser transexenal, pues está sustentada en la ley.

Destacó que desde la puesta en marcha de las pruebas, a la fecha, casi un mes antes de que concluya el sexenio, sólo seis entidades han aplicado las evaluaciones al ciento por ciento de sus mandos, si bien, admitió, ello no es sinónimo de solución a los problemas vinculados con el combate a la delincuencia.

Vega Marín comentó que las entidades que han aplicado al ciento por ciento las evaluaciones de control de confianza son Zacatecas, Coahuila, Nuevo León, Guanajuato, Tlaxcala y Colima.

Por el contrario, las entidades con mayor retraso, curiosamente, son las que presentan mayor índice de crimen relacionado con la delincuencia organizada: Tamaulipas, con sólo un avance de 24%; Jalisco, 23%; Chihuahua, 21%, y Quintana Roo con apenas 5%.

Más adelante, el titular del SNSP defendió el trabajo del sistema de evaluaciones:

“La certificación en materia de control de confianza se ha instituido como una herramienta fundamental para la sociedad mexicana y para las autoridades en la garantía o en el camino a contar con la garantía de instituciones de seguridad pública profesionales, capacitadas y confiables”, apuntó.

Sin embargo, lamentó que la evaluación de control de confianza no se ha acompañado de manera adecuada del proceso de depuración.

“Si bien el estado de Coahuila reporta avances importantes en materia de evaluación, tenemos prácticamente 20% de elementos que al haber sido detectados como no aprobados, no han sido depurados.

“Entonces tenemos el escenario no deseable de ya saber cuáles son los policías que no deberían estar prestando sus servicios, como en el caso de Coahuila, por ejemplo, pero que lo siguen haciendo por una falta de avance, por una falta de prioridad, por una falta tal vez de compromiso con la depuración policiaca”, indicó.

Por ello, urgió a gobernadores y presidentes municipales “para que elemento evaluado que ha sido no aprobado sea cesado de inmediato del servicio de policía o de seguridad pública, ya que si bien es un avance importantísimo para la sociedad conocer quiénes son los elementos aptos y no aptos, lo fundamental es que los no aptos no estén sirviendo en las corporaciones”, enfatizó.

Óscar Vega dejó en claro que la depuración de las corporaciones es un eslabón más de una cadena que tiene que ver con equipamiento, mejora de salarios, rotación de mandos y participación ciudadana.

“O sea, tampoco podemos aspirar con un solo eslabón de la cadena, como pudiera ser la certificación, que pudiéramos todos ponernos a descansar y sentir que hemos culminado con la labor”.

La certificación es importante y fundamental, abundó, “pero también hay muchos otros elementos que hay que tener al mismo tiempo, al mismo nivel de avance para que entonces podamos contar con una sociedad más en paz”, puntualizó.

Otro elemento importante para el mejoramiento de las policías es, dijo, la rendición de cuentas de aquellos elementos que aun cuando ya han sido evaluados y tienen un salario digno y buen equipamiento, se desvíen de su camino.

Es necesario, abundó, que sepan que quienes fallen sepan que encontrarán un castigo ejemplar.

 

Comentar este artículo