Expediente Nicaragua: revelan más pruebas contra Televisa; “son mentiras”, responde la televisora

Amador Narcia, vicepresidente de información de Televisa. Foto: Eduardo Miranda
Amador Narcia, vicepresidente de información de Televisa.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Los nombres de Televisa y de Amador Narcia Estrada, vicepresidente de Información Nacional de la televisora, vuelven a aparecer en el caso de los mexicanos detenidos en Nicaragua, acusados de los presuntos delitos de lavado de dinero, crimen organizado y tráfico internacional de drogas.

Una investigación conjunta realizada por el portal digital nicaragüense Confidencial.com.ni y MVS Noticias revela que Raquel Alatorre, cuyo verdadero nombre es Juana Raquel Alvarado Torres, a decir de la Procuraduría General de la República (PGR), y quien lidera el grupo aprehendido en agosto pasado, en posesión de 9.2 millones de dólares, habría hecho diversas llamadas telefónicas a México después de su captura, una de ellas a un número que, en su agenda personal, aparece registrado a nombre de “Oficina Televisa” y una más a nombre de “Lic. Amador Narcia”.

Según la nota firmada por los reporteros Ismael López y Daniel Lizárraga, los mexicanos que se acreditaron como trabajadores de Televisa al momento de su detención, portaban cinco teléfonos móviles de los que se realizaron al menos 30 llamadas, de acuerdo con los registros de llamadas y las agendas telefónicas a los que tuvieron acceso los periodistas.

Asimismo, detallan que Alatorre utilizó un chip de prepago de la empresa Movistar con el número 87258474, a través del cual hizo las llamadas desde Nicaragua. De ese número habría llamado a otro con terminación 9887 que en su directorio personal está registrado a nombre de “Lic. Amador Narcia” y que actualmente se encuentra fuera de servicio.

En el mismo estado se encuentra el número registrado a nombre de “Oficina Televisa”.

De acuerdo con la investigación periodística, otra de las llamadas que hizo Raquel Alatorre, quien reside en Mérida, Yucatán, donde posee varias propiedades que ya fueron cateadas por la PGR y de cuyos operativos no se ha informado nada, tuvo como destino el consulado de México en Nicaragua, a cargo de Germán Murguía.

La titular del noticiario de MVS Noticias, Carmen Aristegui, se comunicó con el diplomático, quien aceptó haber recibido una llamada de Alatorre.

“Aparecen llamadas porque ella estuvo llamando a este teléfono de protección. No sé cómo lo obtuvo, pero bueno recibí una llamada como recibí la de ustedes, recibo de cualquier mexicano que necesite asistencia y entonces (dijeron)…’oye somos gente de Televisa’, etcétera, bueno se trataron de hacer las investigaciones para ver la asistencia que se les podía dar como mexicano, pero bueno las llamadas que hay son obviamente porque estuvieron varias veces en contacto conmigo”, dijo Murguía.

El cónsul comentó que se ha comunicado en tres ocasiones con los mexicanos. La primera vez, cuando fueron retenidos y luego los ha visitado dos veces en las celdas de Auxilio Judicial en Managua.

–¿Cuando ella lo llama qué le manifiesta?— le preguntó Aristegui.

–Simplemente eso, que son de Televisa pero bueno que están siendo detenidos ahí y nosotros comenzamos hacer las investigaciones”, dijo el cónsul.

No obstante, eludió comentar si ya hablaron con representantes legales de la empresa y si los detenidos refirieron alguna relación con alguien en particular en la televisora.

“Carmen, yo eso preferiría que lo viera con el embajador, quiero que entienda mi posición, le estoy comentando lo que hemos hecho, porque es parte de lo que se ha hecho, pero esa parte desearía que la tocara directamente con el embajador, si no le incomoda”, atajó el cónsul.

Refirió que uno de los detenidos de nombre Juan Luis Torres, dijo a su abogada Johana Fonseca que él fue contratado por personal de Televisa y que fue amenazado de muerte en su celda de Auxilio Judicial, pero que no ha querido hablar con el consulado.

“No nos confirmó si fueron o no amenazas, el señor no ha querido hablar nada con nosotros. Él sigue insistiendo que es de Televisa, pero no nos da teléfonos, o sea está muy cerrado el señor y entonces tampoco podemos ayudarlo en el sentido de tratar de notificar a familiares, brindar la asistencia consular”, dijo Murguía.

En el teléfono de este sujeto se encontró un mensaje de texto para “Lic. Diane” que decía: “El compa Alf quiere hablar contigo”, sin embargo el número del que se envió este mensaje está permanentemente apagado.

El registro de las llamadas hechas por los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua está en poder de las autoridades de ese país y de la Procuraduría General de la República (PGR) en México, por lo que se presume que podrían haber realizado una investigación exhaustiva de las llamadas realizadas entre el 20 y 24 de agosto, mientras eran investigados en el país centroamericano.

El pasado 26 de octubre, en entrevista con Carmen Aristegui, titular de MVS Noticias Primera Emisión, el Fiscal especial, Armado Juárez, reveló que los detenidos hicieron llamadas telefónicas “supuestamente a personeros de Televisa”, lo que calificó como muy delicado y refirió que no se podía descartar ninguna hipótesis.

Luego trascendió que en una de las seis camionetas aseguradas en el punto conocido como Las Manos, entre Honduras y Nicaragua, una GM Chevrolet Van modelo 2011, placas 571-XXD equipada con radio satelital, había un fólder con cartas membretadas con el logotipo de Televisa y presuntamente firmadas por Amador Narcia.

En dichas cartas se describían los equipos televisivos que transportaban en los vehículos y dirigidas a autoridades de Honduras, Nicaragua y Costa Rica, país este último al que la denominada “caravana Televisa” entró 17 veces en los últimos dos años.

Parte de esas misivas fueron publicadas por Proceso en su edición 1875. Las cartas supuestamente de Televisa estaban dirigidas a las autoridades de Nicaragua y de Costa Rica cuyo propósito era “informar” que dos camionetas “propiedad” de la empresa se encontraban “comisionadas” en esos países y solicitaba “la ayuda posible” para que “los compañeros reporteros y personal técnico” que tripulan esos vehículos “puedan realizar la labor correspondiente”.

Tras la publicación, el propio Narcia desmintió que hubiera expedido dichas cartas, a través de su cuenta en Twitter: “Esas cartas son falsas. Esa firma no es mi firma. ¿Calumnia qué algo queda?”, escribió el funcionario de Televisa.

Cartas encontradas en una de las 10 camionetas aseguradas en el Distrito Federal que, según la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF), se registraron de forma ilegal a nombre de Televisa, fueron sometidas a pruebas de grafoscopía y documentoscopía, mismas que según la dependencia, arrojaron que no fueron expedidas por Narcia Estrada. Sin embargo, no se ha definido si las cartas en poder de las autoridades nicaragüenses estarían en la misma situación.

Confidencial y MVS Noticias comprobaron que en el fólder hallado en Nicaragua estaban las cartas supuestamente firmadas por Narcia Estrada.

Ambos medios también solicitaron una entrevista con el embajador de México en Nicaragua, Rodrigo Labardini, para conocer qué tipo de contactos establecieron los detenidos con la embajada y cuál fue su versión mientras eran investigados.

La embajada se limitó a responder a través de una misiva en la que hace referencia a la postura del gobierno mexicano ante el caso y señala que éste ha cumplido “con la responsabilidad de brindar asistencia consular y ha tenido acceso a las personas detenidas tanto cuando enfrentaban un proceso migratorio como cuando se les fincaron cargos penales”.

Además, aclaró que la asistencia se otorga a petición de parte y que en casos de esta naturaleza, “consiste en asegurar que se respeten sus derechos, en particular el debido proceso, y que las condiciones de detención sean apropiadas, por ejemplo con el acceso que sea necesario a servicios médicos. En aquellos casos en que han solicitado que se contacte a algún familiar en territorio mexicano, invariablemente se ha brindado el apoyo correspondiente.”

Televisa: Vuelve a mentir Aristegui

Tras la difusión de esa información Televisa emitió un comunicado en el que subraya que las procuradurías General de la República (PGR) y general de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) “ya han determinado claramente que no hay evidencia alguna para vincular a las camionetas y las personas detenidas en Nicaragua con Televisa”.

Asimismo, reitera que “las camionetas no son de Televisa y los detenidos no han trabajado o recibido pago alguno, jamás, de parte de Televisa”.

Y añade:

“Estos son los únicos hechos reales en lo que concierne a Televisa, todo lo demás, incluso, las preguntas que tramposamente plantea sobre el caso Aristegui, no son más que calumnias, o para decirlo más claramente, mentiras”.

Remata:

“Lamentamos que en este, como en tantos otros casos, el pseudoperiodismo de Aristegui mantenga a sus radioescuchas con expectativas informativas que acaban siendo fabricaciones que con el paso del tiempo se derrumban.

“Es de sentido común, ya no digamos una exigencia del periodismo profesional, que el que afirma, aunque sea en forma de preguntas insidiosas, tenga que probar sus dichos. Aristegui afirma mucho, pero no prueba nada”.

Amador Narcia guardó silencio al respecto. En su cuenta de Twitter, sólo puede encontrarse una liga al boletín de Televisa.

Bajo este contexto se llevará a cabo este viernes el juicio en el que declararán tres testigos protegidos que pertenecen a la Dirección de Auxilio Judicial y la Policía Nacional, según confirmó el vocero judicial, Roberto Larios.

Los tres declararán ante el Ministerio Público con el rostro cubierto, amparados en el Código Procesal Penal y la Ley de Prevención, Investigación y Persecución del Crimen Organizado.

Comentar este artículo