Dos mujeres y no una, tras lío de faldas del director de la CIA

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El escándalo que se desató luego de conocerse que el director de la CIA, David Petraeus, sostuvo una relación extramarital no finalizó con su renuncia al cargo, sino que continuó este fin de semana al trascender detalles sobre su supuesta amante.

A unas horas de darse a conocer la noticia, las imágenes de Paula Broadwell, biógrafa de Petraeus  y autora del libro All in. The education of general David Petraeus, ya daban la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

Sin embargo, la sorpresa es que en este affaire no sólo está implicada una mujer, sino dos.

Según fuentes anónimas citadas por el diario The Washington Post, la segunda mujer recibió amenazas de Broadwell por correo electrónico, lo que la invadió de temor y decidió acudir al FBI para que le diera protección y rastreara al emisor de los mensajes.

La investigación del FBI llevó finalmente a Broadwell. Sin embargo, también puso al descubierto los comentarios sexuales escritos en correos electrónicos que intercambiaba con Petraeus, los cuales llevaron a concluir que el funcionario, casado por 37 años, tenía una relación con ella.

La identidad de la mujer que era amenazada por Broadwell no ha sido aún revelada, pero lo que sí se sabe es que ésta la consideraba una amenaza para su relación con Petraeus.

Las investigaciones del FBI “no comenzaron con Petraeus, pero en el transcurso de ella se toparon con él”, dijo una fuente legislativa al diario The New York Times.

Agregó que el FBI no ha dado más información sobre las dos mujeres o el enfoque de la investigación.

Los explícitos correos electrónicos entre el ahora exjefe de la CIA y su biógrafa llevó a concluir a los agentes investigadores que la cuenta personal de Petraeus había sido “hackeada” y que la seguridad de Estados Unidos podía haberse visto amenazada.

Broadwell se graduó de la academia militar Westpoint y es reservista del Ejército.

Este domingo, el diario Washington Post publica declaraciones de colaboradores cercanos, muchos de los cuales se negaron a salir del anonimato, pero que dieron jugosos detalles de la cercanía de Broadwell con el general.

La gran mayoría no entendía por qué la mujer, quien cuenta con una carrera periodística muy breve y no tiene ningún libro publicado, escribiría la biografía de Petraeus.

 

Comentar este artículo