“Amigo y jefe”, llama Arturo Núñez a AMLO en Congreso de Morena en Tabasco

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Acompañado por el gobernador electo Arturo Núñez Jiménez, el excandidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, cerró aquí esta noche, en su tierra natal, el último Congreso estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

López Obrador mostró su fuerza política en Tabasco, pues Arturo Núñez se refirió a él como “amigo y jefe”, le reiteró su lealtad y le agradeció que le haya abierto las puertas de la izquierda por la que hoy es gobernador electo de Tabasco, luego de 83 años ininterrumpidos de gobiernos priistas.

El excandidato presidencial devolvió el reconocimiento de Núñez y dejó claro que en Tabasco “el único jefe es Arturo Núñez” y el pueblo “el único amo”.

Pidió que el nuevo gobierno maneje con absoluta honradez los recursos públicos y reiteró que no recomendará a nadie para ocupar cargos en el gabinete que, a partir del próximo 1 de enero, acompañará al exsenador en la gubernatura de Tabasco.

Dijo que seguirá viajando a Tabasco para la construcción de Morena, pero que se mantendrá al margen y respetuoso del gobierno nuñista.

Emocionado, López Obrador reconoció la “hazaña” del pueblo de Tabasco para echar del poder al PRI.

Leyó un fragmento de su nuevo libro No decir adiós a la esperanza que mañana presentará en la Ciudad de México, con las reflexiones que hizo en 1995 sobre lo difícil del cambio político en Tabasco, pero que ahora era una realidad, tras 24 años de haber iniciado su movimiento social en la entidad.

El gobernador electo, Arturo Núñez, reiteró su apoyo a López Obrador y aclaró que no tiene problemas existenciales sobre su identidad política, ya que está consciente de sus responsabilidades institucionales como gobernador, entre ellas, tratar con el presidente electo, Enrique Peña Nieto, y su lealtad a su “amigo y jefe”, Andrés Manuel López Obrador.

“Este movimiento le debe mucho al temple, la fuerza de carácter, congruencia y autoridad moral de Andrés Manuel López Obrador”, destacó Núñez y celebró que Morena se convierta en un nuevo partido político nacional “que buena falta le hace a México”.

López Obrador replicó que no le gusta que le digan jefe, pues el único jefe en Tabasco “es Arturo Núñez” y fustigó al gobernador Andrés Granier Melo -que hoy rindió su sexto y último informe- por romper récord de “ladronómetro”.

El excandidato presidencial arribó a Tabasco procedente del estado de Chiapas para tomar protesta a la nueva dirigencia estatal de Morena, encabezada por el exalcalde, exdiputado local y exdirigente estatal del PRD, Javier May Rodríguez.

Comentar este artículo