Los negocios legales del Cártel de Sinaloa

Joaquín El Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa. Foto: Especial
Joaquín El Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- El Cártel de Sinaloa que dirige Joaquín El Chapo Guzmán opera como una verdadera empresa, con negocios legalmente constituidos en diversas entidades del país y al corriente de sus contribuciones fiscales.

Según el portal de noticias La Policiaca.com, dicha organización ha realizado inversiones en bares, canchas de futbol rápido y venta de andamios en el Distrito Federal, San Luis Potosí y el Estado de México, a través de operadores financieros, como José Luis Laddaga López y Pedro Alfonso Alatorre Damy, El Piri.

Ambos personeros de El Chapo, actualmente detenidos, confesaron a las autoridades ministeriales que ‘lavaron” recursos del Cártel de Sinaloa en la constitución de varios negocios, según se desprende de documentos de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y de la Procuraduría General de la República (PGR).

Uno de ellos fue registrado con la razón social Mundo de Entretenimiento y Diversión SA de CV, en cuyo directorio de accionistas aparecen Laddaga López y Alatorre Damy, junto con una funcionaria del Poder Judicial de la Federación identificada con el nombre de Raquel Mora Rodríguez.

De acuerdo con los documentos, dicha empresa operaba el bar Paradise World de Plaza Galerías ubicado en el municipio mexiquense de Metepec, donde conviven las clases política y pudiente del Estado de México con familiares de narcotraficantes recluidos en el penal federal del Altiplano, según la indagatoria UEIORPIFAM/AP/052/2010.

La empresa fue constituida el 14 de diciembre de 2004 con un total de 500 acciones con valor de 100 pesos cada una, 83 de ellas a nombre de Laddaga y otro tanto de El Piri.

Roberto Barrera Pineda, quien administraba la empresa, tenía 168 acciones; Eduardo Sánchez Pedraza, también encarcelado por lavado de dinero, tenía 83, la misma cantidad que Raquel Mora Rodríguez, secretaria de un tribunal colegiado penal en Toluca.

Esta empresa se dio de alta en el Registro de Contribuyentes y pagó puntualmente sus impuestos durante tres años. El Piri invirtió en ella 900 mil pesos y recibía rentas de 20 a 25 mil pesos mensuales, según su propio dicho.

La UIF fue la primera dependencia gubernamental en percatarse de los movimientos inusuales del negocio, pues en la cuenta 4028502532 de HSBC, a nombre de Mundo de Entretenimiento y Diversión, detectó 12 operaciones relevantes de 2005 a 2007.

“Derivado del análisis se detectó que los ingresos a la cuenta son por medio en su mayoría de depósitos en efectivo los cuales son retirados por cheques pagados y cheques depositados”, reportó el banco a la UIF.

En 2004 el negocio reportó al fisco cero ingresos y 77 mil 70 pesos de deducciones; en 2005 registró ingresos por 3 millones 980 mil 857 pesos y deducciones por 4 millones 892 mil 456 pesos; en el siguiente año ingresó 6 millones 265 mil 913 pesos y 6 millones 504 mil 913 pesos en deducciones. No hubo año en que no tuviera pérdidas fiscales.

Con esos elementos, la PGR logró que el Juzgado Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales del Distrito Federal iniciara un juicio contra Alatorre y Laggada por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Pero no era el único negocio. En su declaración ministerial, El Piri, también fundó una empresa especializada en andamios en San Luis Potosí.

“También soy socio de la negociación denominada ‘Andamios la Tradición’, en unión de Mariano Ibarra Parra, esto en la ciudad de San Luis Potosí, sin que recuerde la dirección del negocio, y en este invertí la cantidad de 350 mil pesos y Mariano Ibarra la cantidad de 100 mil pesos, y de este negocio no recibo nada”, declaró.

En mancuerna con Laddaga, el operador financiero del Cártel de Sinaloa también invirtió en la construcción de canchas de futbol rápido en el Distrito Federal, en particular con una empresa que previamente ya estaba constituida por otros accionistas.

“Soy socio de la negociación Olimpus, que son unas canchas de fútbol 7, ubicado en una escuela de Lindavista, en donde invertí 500 mil pesos, siendo los socios Alejandro Quiyono, Fernando Becerra, quienes tienen el 73 por ciento de las acciones, y yo con José Luis Laddaga, tenemos el 27 por ciento”, declaró El Piri” de acuerdo con la indagatoria UEIORPIFAM/AP/052/2010.

Comentar este artículo