Alertan por opacidad en programas sociales federales

MÉXICO, D.F. (apro).- La agrupación civil denominada Gestión Socvial y Cooperación (Gesoc) solicitó hoy a la Cámara de Diputados endurecer las medidas de transparencia y rendición de cuentas y no aumentar el presupuesto a 74 de los 163 programas federales de subsidio sujetos a reglas de operación por presentar graves problemas de opacidad.

Al dar a conocer los resultados del Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales 2012 (Indep) que en el presente año recibieron fondos por casi 400 mil millones de pesos (38.4% del total asignado a la totalidad de los programas sociales), dicha organización denunció que el 45.4% de los 163 programas fueron catalogados como la “caja negra del gasto social federal”, debido a que no reportan el universo de población atendida ni el avance que lograron en sus indicadores.

Estos programas, dijo, tuvieron un presupuesto de 152 mil 985 millones de pesos, esto es, el 38.4% del total asignado a los programas sociales.

Entre estos programas, se encuentran los siguientes; de apoyo al Ingreso Agropecuario, Procampo, Para Vivir Mejor, Subsidios federales para organismos descentralizados estatales, IMSS-Oportunidades, Apoyo al Empleo y Caravanas de la Salud.

Por esta razón, Gesoc recomendó a la Cámara de Diputados no incrementar el presupuesto y endurecer las medidas de transparencia y rendición de cuentas de los programas que conforman la “caja negra” del gasto social.

Los 89 programas restantes fueron clasificados según su nivel de desempeño, o la capacidad que tienen para resolver el problema público que atienden, en cinco categorías: óptimo, de alto potencial, mejorable, escaso o dispersión de la política social federal.

Del total, sólo 16 programas, que representan 21% del presupuesto total, obtuvieron el nivel óptimo.

Otros 26 obtuvieron la categoría de “alto potencial”, es decir que demuestran un alto cumplimiento de metas pero carecen de los recursos suficientes, a pesar de que cuentan con 31% del presupuesto total.

En el nivel de “mejorable” se ubican ocho programas con cobertura significativa, pero con valores apenas aceptables en la calidad de su diseño; éstos representan 2.5% del presupuesto.

Además, 23 programas que reportan bajos valores de calidad y diseño, y se ubican en el nivel “escaso”, representan 4.6% del presupuesto.

En el nivel más bajo, el de dispersión de la política social federal, es decir, aquellos proyectos que no están en condiciones de resolver el problema público que les dio origen, a pesar de que cuentan con una adecuada calidad en su diseño, se encuentran16 programas que en conjunto cuentan con 2.26% del presupuesto total.

Luego de este análisis, la ONG envió una serie de recomendaciones a los diputados federales para que la asignación presupuestaria a los programas sociales sea determinada por su desempeño, “se identifiquen prioridades sustantivas en su mejora y se refuercen los esquemas de transparencia y rendición de cuentas”.

Una de las recomendaciones es endurecer las medidas de transparencia y rendición de cuentas en el Decreto de Presupuesto 2013, particularmente a los 74 programas que no proveen suficiente información para estimar su nivel de desempeño.

La Gesoc también sugirió ‘blindar’ los niveles de presupuesto asignados a los 16 programas que obtuvieron un nivel de desempeño óptimo.

Asimismo, priorizar en los incrementos de los recursos a los 26 programas que poseen un alto potencial de desempeño; evitar aumentos en los de 31 programas identificados con medio, bajo o escaso desempeño, e incluir en el Decreto de Presupuesto una agenda de mejora sustantiva pública, precisa y monitoreable de estos planes.

Finalmente, la organización Gestión Social y Cooperación planteó al Legislativo el exigir al Ejecutivo federal una revisión integral de su política social para evitar los actuales niveles de dispersión en los 16 programas que actualmente no son capaces de resolver los problemas sociales para los que fueron concebidos.

 

 

Comentar este artículo