Acusan a jugador del América de darle golpiza a su novia

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La novia de Raúl Alonso Jiménez, delantero de las Águilas del América, denunció en televisión que el jugador le propinó una golpiza el domingo pasado.

Dulce María García Lazcano relató que ese día invitó a Jiménez a su casa para terminar su relación con él y que por ese motivo empezaron a discutir.

Agregó que repentinamente el futbolista tomó un extintor y la empezó a golpear en la cabeza hasta que quedó semi inconsciente.

La mujer aseguró que ese día Jiménez, quien fue medallista de oro con la selección mexicana en los Juegos Olímpicos Londres 2012, estaba en perfectas condiciones, pues no toma ni fuma, ni consume drogas.

Indicó que tras la agresión dos policías la auxiliaron y su expareja se echó a correr.

El padre de Dulce María aseguró que halló a su hija tirada y ensangrentada luego de la golpiza que sufrió.

Dijo que él sólo conocía al jugador por teléfono, no personalmente.

La afectada indicó que aunque la familia de Jiménez pagó los gastos médicos, la amenazaron que si denunciaba la acusarían de secuestro.

García Lazcano afirmó que el delantero le pidió perdón pero que ya hay una demanda en su contra de por medio.

Jiménez hizo su debut con el América el 8 de octubre de 2011, en un partido contra Monarcas Morelia. Su desempeño le valió ser convocado a la selección Sub-23.

Se deslinda el América

Al respecto, el presidente deportivo del América, Ricardo Peláez, no negó ni confirmó si Jiménez fue quien agredió a la joven Dulce María García Lazcano, quien se ostenta como su novia y denunció públicamente que el domingo pasado fue golpeada por el americanista.

Peláez dijo que los señalamientos que García Lazcano hizo en el programa radiofónico Todo para la mujer “es un asunto personal” del jugador en el que nada tiene que ver el club América y aclaró que Jiménez “es un buen muchacho”.

“Es un asunto personal, no del club América. Ya lo están viendo los abogados del jugador y esperemos que se resuelva lo más pronto posible; hay versiones encontradas, es lo único que puedo decir. Es un buen muchacho, su comportamiento en el club ha sido muy bueno”, declaró Peláez al diario deportivo Récord.

De acuerdo con Peláez, la directiva del equipo ya habló con Raúl Jiménez sobre el incidente y añadió que no está pensando en sancionarlo porque para empezar eso no le corresponde a él.

“Por supuesto que ya hablamos con el jugador. Esto no es un tema deportivo o una medida deportiva. Yo no soy el presidente operativo y me parece que esto es un asunto personal del jugador que están tratando de resolver sus abogados. Estaremos pendientes de que se resuelva para que el jugador esté tranquilo y concentrado en su trabajo”, afirmó.

Comentar este artículo