Dejan Templarios más narcomantas de despedida para Calderón

Uno de los mensajes que aparecieron en Guanajuato. Foto: Tomada de Twitter
Uno de los mensajes que aparecieron en Guanajuato.
Foto: Tomada de Twitter

MÉXICO, D.F. (apro).- Los Caballeros Templarios despidieron a Felipe Calderón a través de narcomantas colocadas en pleno centro de Morelia, la capital del estado donde hace seis años inició su “guerra al narcotráfico” y donde la Policía Federal, al mando de Genaro García Luna, tuvo sus principales bajas.

“Ojalá que te vaya bonito”, decían las dos mantas que aparecieron la mañana del miércoles poco antes de que Calderón llegara a Michoacán en una de sus últimas giras presidenciales antes de que entregue el poder el próximo 1 de diciembre.

Las mantas estaban firmadas por C.T.G.M. Caballeros Templarios Guardia Michoacana, organización que surgió el año pasado luego de que la Policía Federal se atribuyera el asesinato del líder ideológico de La Familia Michoacana, Nazario Moreno, El Chayo, en diciembre de 2010.

Los autores de las mantas se aseguraron de que se conociera su mensaje a Calderón aun cuando el Ejército se apresuró a desmontarlas. Una fue puesta en un arco del muy vistoso Acueducto, sobre la calzada Madero, justo frente a la fuente de Las Tarascas. La otra la colocaron en la muy transitada avenida Camelinas, en el puente peatonal del zoológico Benito Juárez.

Textual, decían: “Mensaje para el Sr. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa: Sr. presidente le queremos decir a través de estas mantas ya que solo este medio tenemos para comunicarnos, que nunca estuvimos de acuerdo en la forma en que nos trató, su intención tal vez era buena mas no la forma.

“Sin embargo aun con el dolor humano que nos causo y las heridas hechas que siguen latentes, les queremos decir que aprendimos mucho pues también nosotros como pueblo rebelde o muy heroico reconocemos que también a sus PFPS les causamos heridas y muy merecidas nosotros como pueblo o hermandad lo quisimos respetar pero usted nunca voltio la mirada hacia nosotros.

“En buen plan otra cosa hubiera sido para Michoacán si usted con su envergadura y potestad que manejo hubiera tratado con amor a su pueblo y justicia verdadera, ante todo y por todo nos disculpamos y como ya no lo vamos a tener en diciembre como nuestro gobernante le deseamos a usted, su familia y gabinete que le vaya como dijo Vicente Fernández… ojala que le vaya bonito. C.T.G.M. Caballeros Templarios Familia Michoacana”.

Su estado natal fue para Calderón una de sus principales fracasos en la llamada “guerra” que declaró al narcotráfico: no sólo dio origen a un nuevo cartel, sino que el llamado michoacanazo acabó en un fiasco cuando la justicia federal terminó por liberar a los entonces funcionarios y exfuncionarios del estado acusados de estar vinculados con la entonces Familia Michoacana.

El 14 de noviembre pasado, los Templarios colgaron y distribuyeron mantas, volantes y carteles en comunidades rurales y cabeceras de al menos una decena de municipios del sur de Guanajuato, así como en Guerrero, Michoacán y el Estado de México.

En los mensajes le dieron una singular “despedida” al presidente Calderón, a quien le reprocharon la guerra emprendida en contra de los grupos delictivos y cárteles del narcotráfico.

 

Comentar este artículo