Contrabando de suplementos alimenticios, solapado por la Conade

Suplementos utilizados en la CONADE para consumo de los deportistas.
Suplementos utilizados en la CONADE para consumo de los deportistas.

El escándalo de los suplementos alimenticios que la Conade no entregó a los atletas ya adquirió otro giro: no sólo las cantidades de los productos no concuerdan con el monto de la compra justificada mediante facturas falsas sino que esos suplementos se introdujeron a México de contrabando por medio de BP Sports, una empresa que ha sido solapada en sus irregularidades por el subdirector de Calidad para el Deporte de la Conade, Alejandro Cárdenas.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- La Conade gastó 2.3 millones de pesos en la compra de suplementos alimenticios de la marca estadunidense Metagenics a la empresa Best Performance All Sports (BP Sports), propiedad del exatleta Jorge Tienda Martínez.

Al no contar con permisos de importación ni ser el distribuidor exclusivo de esa firma en México, Tienda introdujo de contrabando esos productos que se adquirieron con dinero del Fideicomiso Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar-CIMA). La operación se realizó mediante la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, A. C. (FMAA) que preside Antonio Lozano y el gasto se comprobó con una factura apócrifa de la empresa Comercializadora Hecgue de México, S. A. de C. V. (Proceso 1881).

Tanto Lozano como el subdirector de Calidad para el Deporte de la Conade, Alejandro Cárdenas, aseguran que la factura no es falsa y que esa empresa les vendió 2 mil 400 botes de la bebida hidratante en polvo Endura lima-limón y naranja, de 1.5 libras, así como mil 500 del producto llamado Perfect Protein, de 920 gramos. No obstante, Proceso cuenta con la guía de carga aérea nacional número AQ01 1916423, de Aeroméxico, que demuestra que los productos fueron enviados por BP Sports desde Monterrey el pasado 12 de marzo.

En el documento se consigna el encargado de enviar los productos fue Estuardo Tienda Gálvez, a nombre de la empresa BP Sports ubicada en 15A Ave. No. 4864 Col. Cumbres, primera sección, código postal 64100, en Monterrey, Nuevo León, teléfono 8801-1556. El embarque iba dirigido a Antonio Lozano, con domicilio en Av. Río Churubusco puerta 9 oficina 301 código postal 08010 y RFC FMD101119R16, que corresponde ala FMAA.

En la dirección de Monterrey vive Jorge Tienda con su esposa Magdalena Flores García.

La guía también indica que se enviaron 19 cajas con un peso de 260 kilogramos; es decir, ni siquiera fueron los 3 mil 900 botes de suplementos alimenticios adquiridos con recursos del erario.

Esta reportera solicitó a Alejandro Cárdenas que le mostrara un comprobante de que los suplementos alimenticios fueron entregados a los 16 atletas para los cuales el Fideicomiso Fodepar-CIMA autorizó erogar 2.3 millones de pesos. Cabe recordar que la senadora petista Ana Guevara y cuatro presidentes de asociaciones de atletismo denunciaron que los deportistas no recibieron los productos.

El funcionario de Conade designado por Cárdenas para demostrar que los suplementos se entregaron a los deportistas fue el director de Medicina y Ciencias Aplicadas al Deporte, Juan Manuel Herrera, quien mostró a la reportera fotografías de los productos, dentro y fuera de sus cajas. También exhibió un listado con nombres de atletas de múltiples disciplinas, y las firmas de que recibieron los botes.

Sin embargo, según esos documentos no llegaron a la Conade los 3 mil 900 botes de suplementos. Según los registros había 880 botes de Endura, 170 de Perfect Protein y 200 cajas con 12 barras de Protein Fusion cada una. En la solicitud de los recursos federales, así como en la factura falsa no aparecen consignadas esas barras.

De acuerdo con el doctor Herrera, la indicación que recibió fue que los suplementos debían entregarse a los atletas como parte de su preparación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Según él, nadie le especificó que eran sólo para quienes practican atletismo.

“La ley me indica que es mi obligación atender a todos los deportistas que forman parte del Sistema Nacional del Deporte, así que repartimos los suplementos a todos por igual. Quiero aclarar que tampoco existe un procedimiento oficial para entregar los productos, así que yo diseñé estas hojas para tener un control y dar fe de los atletas que han recibido suplementos”, explica Herrera.

–Las cuentas no cuadran. Aquí no están los 3 mil 900 botes que se compraron –se le comenta al doctor.

–Lo único que puedo decirle es que esto es lo que recibí en mi área. Ya no hay botes de Perfect Protein, sólo quedan algunos de Endura y varias cajas de barras que funcionan igual que el Perfect Protein.

(Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1882, en circulación)

 

Comentar este artículo