Genomma Lab, aliada de Televisa, ingresa al mercado farmaceútico argentino

MÉXICO, D.F. (apro).- La empresa mexicana Genomma Lab Internacional, accionista y aliada estratégica de Televisa, reforzará su posición como líder en el mercado de medicamentos de libre venta (OTC) en Argentina, luego de firmar un contrato de promesa de adquisición de la marca de medicamentos Tafirol.
De acuerdo con un comunicado de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la firma del contrato –a través de su subsidiaria Genomma Laboratories Argentina–, establece como fecha para su formalización enero de 2013, cuando será definido el monto de la transacción con uno de los principales laboratorios de la nación sudamericana.
El contrato incluye servicios de promotoría médica por parte del vendedor y un acuerdo de fabricación, lo que permite a la compañía fortalecer la proveeduría local en Argentina.
Una vez concretada la compra, Genomma Lab, envuelta en escándalos difundir publicidad engañosa y poner en riesgo la salud de los niños, fortalecerá su presencia en el mercado argentino, apoyando su estrategia de expansión internacional.
La transacción será liquidada con una combinación de recursos generados por la subsidiaria argentina y financiamiento a largo plazo con bancos argentinos en pesos argentinos, según la compañía.
Genomma Lab Internacional –que se ubica como una de las diez con mayores ventas en productos farmacéuticos en México–participa en la industria de productos farmacéuticos y para el cuidado personal en México con una creciente presencia internacional.
No obstante, la poderosa transnacional se ha visto envuelta en el escándalo al ofrecere, alianza con Televisa, más de 120 productos conocidos como “milagro” y una línea de 167 medicamentos genéricos que se ubican dentro de la marca llamada “Primer Nivel”.
Desde el 30 de agosto de 2009, la compañía dirigida por Emilio Azcárraga Jean anunció una sociedad con Genomma Lab para crear la empresa Televisa Consumer Products USA (TCP), con una mayoría de 51% de la empresa mediática y 49% de Genomma “para vender y distribuir productos de cuidado personal y medicamentos de libre venta en Estados Unidos y Puerto Rico”.
Esa alianza, con una clara intención de expandirse e incorporar en México sus productos, especialmente la de los medicamentos conocidos como “Primer Nivel”, ha tenido como principal obstáculo la actuación de la Comisión Federal de Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).
La dependencia ha afectado directamente los intereses de Televisa y de Genomma Lab no sólo en la comercialización de “productos milagro”, sino también en muchas otras estrategias más agresivas.
El golpe más directo fue el 18 de septiembre de 2009, cuando la Cofepris ordenó el retiro de uno de los mensajes de Genomma Lab que se transmitían en radio y televisión.
Cofepris respondió así a una denuncia presentada por otros laboratorios nacionales, respecto de los medicamentos llamados “Primer Nivel por tu Salud”, en los cuales “se omite aclarar que menos de la mitad de esos productos no han comprobado su calidad y eficacia y que sus precios son más caros que los genéricos intercambiables”, según afirmó Dagoberto Cortés, quien fuera presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam).
Un año después, en noviembre de 2010, el Poder del Consumidor solicitó a la Cofepris retirar la publicidad del “producto milagro” Shot B IQ, de Genomma Lab Internacional.
Y es que dicho producto, publicitado en televisión y otros medios, no sólo representaba un engaño a los consumidores, sino también un riesgo a la salud de los y las niñas que sufren problemas de déficit de atención e hiperactividad.
“Con esta denuncia inicia El Poder del Consumidor (EPC) su campaña contra los productos milagro. El caso de Shot B IQ es tan sólo uno entre una larga de productos milagro cuyo daño en la economía familiar y en la salud de los mexicanos aún no podemos evaluar, pero que si podemos imaginarnos tomando en cuenta los gastos en publicidad que realizan estas empresas. Tan sólo uno de los productos de Genomma Lab, Cicatricure, anunciado por Adela Micha, que ofrece desaparecer cicatrices y arrugas, gastó más en publicidad televisiva en 2009 que Bancomer, Chevrolet o la cerveza Tecate. Eso nos da idea de que las ventas de estos productos son enormes como lo son sus impactos negativos”, señaló en aquella ocasión Alejandro Calvilo, director de EPC.
La denuncia se centró en el producto Shot B IQ de Genomma Lab que se ofrecía para que los padres enfrentaran el mayor padecimiento psicológico que viven los y las niñas: la hiperactividad y el déficit de atención.

Comentar este artículo