Reinas de belleza: de las pasarelas a las garras del narco

María Susana Flores Gámez, una joven sinaloense de apenas 22 años. Foto: AP
María Susana Flores Gámez, una joven sinaloense de apenas 22 años.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (apro).- María Susana Flores Gámez, una joven sinaloense de apenas 22 años, se sumó a la lista de reinas de belleza detenidas o asesinadas por sus presuntos vínculos con el crimen organizado.

La joven, quien representó a México al año pasado en el certamen Miss Turismo Oriental Internacional, cayó abatida durante un enfrentamiento entre presuntos miembros del narcotráfico y elementos del Ejército, alrededor de las 5:30 horas del pasado sábado 24.

La tarde de este lunes el procurador de Justicia del estado de Sinaloa, Marco Antonio Higuera, informó que María Susana, quien ostentaba el título de Mujer Sinaloa 2012, viajaba en uno de los vehículos de los presuntos pistoleros que se enfrentaron el fin de semana con militares y que cerca del cuerpo de la joven fue hallado un fusil de asalto.

En 2008, otra sinaloense también se vio involucrada en un hecho similar, sólo que ella sí salvó la vida. Fue el caso de Laura Elena Zúñiga Huízar, Nuestra Belleza Sinaloa 2008, quien fue detenida

el 22 de diciembre de 2008, en Guadalajara, Jalisco, junto con presuntos sicarios que llevaban un arsenal a bordo de una camioneta de lujo.

La culiacanense estuvo sujeta a arraigo por 40 días y fue puesta en libertad por falta de elementos en su contra. Su carrera se vio afectada por este capítulo y ahora sólo se le ve en modelajes discretos.

Sin embargo, los capos mexicanos no sólo gustan de las mujeres mexicanas. Las venezolanas y colombianas, en particular, también los atraen.

Tal es el caso de la exMiss Universo, la venezolana Alicia Machado, quien ha sido relacionada con el narcotraficante Gerardo Álvarez Vázquez El Indio, aunque ella siempre lo ha negado.

La exMiss Antioquía 2008 (Colombia), Juliana Sossa Toro, fue detenida por la Secretaría de Seguridad Pública en una lujosa casa de campo en las fueras de la Ciudad de México junto a su novio, José Jorge Balderas Garza, El JJ, identificado como el presunto agresor del futbolista Salvador Cabañas.

La colombiana Laura Cantillo causó baja el concurso de belleza de su país, el 10 de agosto de 2011, por una presunta relación con un capo mexicano.

María Susana Flores Gámez fue elegida en febrero último como Mujer Sinaloa 2012, un concurso estatal, también en el mismo año participó en el certamen Nuestra Belleza Sinaloa 2012.

En 2009 fue nombrada modelo del año y poseía la corona Miss Turismo Oriental México, título con el que representó a México el año pasado en Miss Turismo Oriental Internacional. Era originaria de Culiacán y cursaba la licenciatura en Ciencias de la Comunicación.

La madrugada del sábado 24, alrededor de las 5:00 horas murió en un enfrentamiento entre miembros del crimen organizado y el Ejército. Inicialmente, se especuló si su muerte fue accidental, pero este día las autoridades despejaron dudas y aseguraron que la mujer acompañaba a los presuntos delincuentes.

El gobernador del Sinaloa, Mario López Valdez, confirmó este lunes que la reina de belleza cayó abatida cuando acompañaba un grupo de gavilleros en el poblado de El Palmar de los Leal, municipio de Mocorito.

Reconoció que el hecho daña la imagen del estado y la del certamen de belleza y comentó que el caso ya está en manos del Ministerio Público para esclarecer el hecho.

Por la tarde, en rueda de prensa, el procurador estatal confirmó que la reina de belleza acompañaba a los presuntos criminales el día del enfrentamiento.

“Ella andaba dentro del grupo de delincuentes, pero no podemos decir que participó en la balacera; es lo que ahorita nosotros tenemos que investigar”, dijo el procurador.

El funcionario explicó que después del primer enfrentamiento se desencadenó una persecución con dos intercambios de disparos. De hecho, precisó que Miss Sinaloa perdió la vida junto con dos personas más al tratar de huir de la casa de seguridad donde se encontraban.

En la persecución, los militares logaron detener a cuatro personas: Gabino Ramírez López, de 23 años; Álvaro Cázarez Iribe, de 22; Óscar Geovani Rodríguez Beltrán, de 22, y Felipe de Jesús Reyes, todos con domicilios en el municipio de Mocorito.

Las autoridades estatales presumen que el grupo armado está vinculado con Orso Iván Gastélum, El Cholo Iván o El Cholo Vago, quien funge como jefe de sicarios del cártel de Sinaloa en la región del Évora.

Este sujeto se fugó del penal de Aguaruto en agosto de 2009 tras una fiesta que realizó en el módulo cinco para despedirse de sus amigos.

Higuera Gómez dijo que el domingo pasado entregó todas las diligencias realizadas por el personal a su cargo a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Culiacán. Informó que los cuerpos fueron entregados a sus familiares con la anuencia de la autoridad federal.

El saldo de los enfrentamientos del sábado pasado fue de cuatro muertos, entre ellos un soldado, al menos tres heridos y cuatro detenidos cuyas edades eran casi las mismas que la de María Susana. También decomisaron armamento y varias camionetas de modelos recientes.

De acuerdo con la PGJ, el primer enfrentamiento ocurrió aproximadamente a las 05:30 horas en las inmediaciones del poblado de Caitime, donde los soldados hallaron una casa de seguridad y aseguraron armas y vehículos.

Según la Sedena, un convoy militar circulaba por calles de Caitime, cuando fue atacado por pistoleros que posteriormente se atrincheraron en una casa de seguridad de Mocorito.

Al repeler la agresión, los soldados dieron muerte a un sujeto. Luego de ese primer enfrentamiento, el comando logró salir del domicilio y emprendió la fuga.

Sin embargo, fue perseguido por los militares hasta El Palmar de los Leal, donde cayó muerta María Susana.

Un vecino de El Progreso, identificado con el nombre de Rosario Méndez Ríos, de 54 años, fue asesinado cuando los pistoleros lo despojaron de su vehículo para escapar.

El presunto sicario abatido, supuesto novio de María Susana, fue identificado como Eleazar López Bernal, de 41 años, originario de la fronteriza Tijuana, Baja California.

Francisco Guadalupe Aguilar Gutiérrez, sargento segundo de Caballería, murió cuando recibía atención médica en el Hospital Militar del puerto de Mazatlán, a donde fueron trasladados otros cuatro elementos de la tropa que resultaron heridos en la refriega.

Tras el enfrentamiento, los militares confiscaron siete rifles tipo “cuernos de chivo”; dos fusiles de asalto tipo AR-15; 37 cargadores con capacidad de 30 tiros cada uno; alrededor de mil cartuchos útiles de diversos calibres; así como una cabaña equipada para la elaboración de drogas sintéticas.

También aseguraron una camioneta Toyota Siena gris, placas VMK-2106; una Toyota Tundra gris, sin placas; una Dodge Ram-Hemi blanca, tipo doble rodado placas UB-30321; una Chevrolet Tornado blanca, placas VLM-4570, una Silverado roja sin placas; una Chevrolet Colorado blanca, sin placas; y otra tipo Silverado negra, placas VMU-9855.

De ello se dio vista a la Procuraduría General de la República (PGR) a través del agente del Ministerio Público del fuero federal.

El velorio de la Mujer Sinaloa 2012 estuvo fuertemente custodiado por elementos del Ejército, quienes resguardaron una funeraria de Guamúchil, y las pocas personas que llegaron, casi todos familiares, eran minuciosamente revisados por los castrenses.

Varias camionetas de militares tuvieron sitiados los alrededores de la casa funeraria desde el mediodía del pasado sábado y no permiten el paso a cualquier persona.

El deceso de María Susana fue informado a través de la página oficial de Facebook de Nuestra Belleza Sinaloa 2012.

“La coordinación de Nuestra Belleza Sinaloa expresa su más sentido pésame por el fallecimiento de la hermosa María Susana Flores, participante de Nuestra Belleza Sinaloa 2012, nos encontramos consternados por la noticia, una joven hermosa, alegre y con un gran futuro por delante, descansa en paz Susy y que Dios te tenga en su santa gloria, nuestro más sentido pésame para su mamá y hermanos”, decía en el perfil de la cuenta que fue comentado por decenas de seguidores.

Muchos de los mensajes fueron para dar el pésame a la familia de María Susana pero varios fueron también para lanzar una crítica a lo que consideran un mundo superfluo y ahora penetrable por el crimen organizado.

Por ejemplo, Jhonny Vega escribió: “La que con narcos se junta… No es la primera ni será la última” o, Betzy Sezy quien opinó: “Quiso dinero… Y le toco, así pasa cuando anda con algún malandrín o son divas de la mafia”.

Por su parte, el coordinador y director del certamen Mujer Sinaloa, Juan Castaños, lamentó la muerte de Flores Gámez, y afirmó que no dejarán pasar el novenario de la muerte de María Susana para pensar en quién ocupará su puesto.

Comentar este artículo