Tras protestas, “flexibilizan” cerco de seguridad en San Lázaro

Cercan San Lázaro para toma de posesión de EPN. Foto: Hugo Cruz
Cercan San Lázaro para toma de posesión de EPN.
Foto: Hugo Cruz

MÉXICO, D.F. (apro).- Ante las reiteradas protestas de ciudadanos de la zona, a las que se unieron legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), este martes fueron abiertos los accesos a la Cámara de Diputados, que desde el pasado domingo 25 amaneció blindada en vísperas de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto.

Desde muy temprano, Miguel Osorio Chong, miembro del equipo de transición del presidente electo, anunció este martes la “flexibilización” del cerco de seguridad y la apertura de las cuatro estaciones del Metro que fueron cerradas: Santa Anita, Jamaica, Fray Servando y Candelaria.

Por separado, Jesús Murillo Karam dijo que ya se habían eliminado los “excesos”, pero anunció que el jueves 29 se retomarían las medidas de seguridad.

La declaración del presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro se dio al iniciar la sesión, una hora después de que un grupo de diputados del PRD derribó unas de las vallas metálicas que estaba colocada en la calle Emiliano Zapata y avenida Eduardo Molina.

Desde el pasado domingo 25, elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP) colocaron un cerco de cuatro kilómetros –con vallas metálicas y de alambre– en los alrededores de San Lázaro, como parte de las medidas de seguridad para la toma de posesión del mexiquense.

Además, fueron cerradas cuatro estaciones del Metro y otras tantas del Metrobús, lo que originó fuertes protestas de los vecinos de las colonias aledañas y de comerciantes de los mercados más populares de esta ciudad, ubicados en el barrio de La Merced.

Transeúntes, comerciantes y colonos de la zona han sido obligados a presentar su identificación para poder cruzar las calles que fueron cerradas con vallas de metal de dos metros de altura.

Ante tal situación –calificada por legisladores del PRD como violatoria al artículo 11 de la Constitución, que protege el libre tránsito en cualquier parte del país–, surgió una serie de protestas públicas, entre ellas las de los diputados, quienes se quejaron del excesivo cerco de seguridad establecido por los militares a las afueras de la Cámara de Diputados.

En respuesta, la mañana de este martes se anunció que las cuatro estaciones de la Línea 4 normalizaban sus servicios, lo mismo que las vialidades circundantes al palacio de San Lázaro, entre ellas  Fray Servando Teresa de Mier y avenida Congreso de la Unión. Algunas otras, como el Eje 1 Norte, las hicieron reversibles de manera momentánea para desahogar el tránsito vehicular.

No obstante, los cercos de seguridad se mantienen en un radio de cuatro kilómetros del recinto legislativo, una medida que nunca se había visto en una toma de posesión presidencial.

Vestidos de color oscuro, en los parques cercanos se encuentran más de mil agentes del EMP, e incluso se instalaron casas de campaña donde pernoctarán hasta el 1 diciembre.

Manuel Ballesteros, delegado de Venustiano Carranza, donde se encuentra la Cámara de Diputados, anunció que presentaría una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por la violación a las garantías individuales de 20 mil ciudadanos que viven en el área circundante, a quienes se les ha impedido el libre tránsito.

 

Comentar este artículo