Alista #YoSoy132 marcha y cacerolazo por toma de Peña

#YoSoy132 protesta en la embajada de EU. Foto: Eduardo Miranda
#YoSoy132 protesta en la embajada de EU.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Reunidos por el repudio a la “imposición” de Enrique Peña Nieto como presidente de México y encabezados por el colectivo #YoSoy132, estudiantes, maestros, trabajadores, obreros, pueblos indígenas, “gente de todos lugares y de todas las edades”, acordaron concentrarse desde el viernes 30 en el Monumento a la Revolución, a partir de las 16:00 horas para permanecer ahí toda la noche y salir, antes del amanecer del 1 de diciembre, en un solo contingente rumbo a San Lázaro.

En rueda de prensa para dar a conocer lo que denominaron la Jornada Nacional e Internacional contra la Imposición de Enrique Peña Nieto, en la que participarán la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el Comité Ejecutivo Nacional Democrático (CEND-SNTE) del magisterio, representantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT-Atenco), entre más de 20 organizaciones convocantes, los estudiantes dijeron que a partir del próximo sábado México no tendrá presidente, desconociendo al priista mexiquense, y anunciaron que ‘cercarán’ el Palacio Legislativo de San Lázaro a partir de las 6:00 horas y hasta que concluya la toma de protesta para, una vez concluido el acto en el Congreso, marchar rumbo al Zócalo, donde harán un pronunciamiento de “unidad nacional”.

En voz de la estudiante de la UNAM, Mariana Favela, dijeron que será esa la forma de expresar su “repudio a la imposición, el autoritarismo, la violencia y la exclusión que caracterizan al régimen político mexicano, que ahora se expresa mediante la investidura de Peña Nieto como presidente de México. Somos parte de los excluidos, somos mayoría quienes repudiamos una imposición que pretende sumarse a otras más, por eso México no tiene presidente, por eso desconocemos la investidura que se pretende imponer”.

Con respecto del cerco que alrededor del Congreso dispuso el Estado Mayor Presidencial (EMP), una semana antes de la toma de protesta, los indignados dijeron: “Han sitiado la sede del Congreso de la Unión, encuartelándose en un cerco desmedido que exhibe el miedo que tienen ante la sociedad que dicen representar, transgrediendo la vida cotidiana de quienes viven en los alrededores, violando los derechos humanos y constitucionales de libre tránsito, reunión y expresión de la población”.

En representación de las distintas organizaciones, los jóvenes invitaron a recuperar la voz a todo aquel que comparta su indignación y sumarse a su lucha contra la imposición, al amanecer del 1 de diciembre.

“La imposición comprende implementación de reformas estructurales inhumanas como la Reforma Laboral, es la militarización del país y una guerra que ha dejado más de 90 mil muertos, es la colusión entre la clase política y el narcotráfico, es la imbricación entre la clase política y los medios de comunicación, es el despojo de la tierra, el medio ambiente y la corrupción y la violencia como políticas de Estado”, expresó Favela.

Anunciaron que como parte de las acciones de protesta, habrá manifestaciones y marchas en más de 15 ciudades a lo largo de la República y concentraciones afuera de consulados y embajadas alrededor del mundo, a través de #YoSoy132 Internacional, que ha confirmado eventos en Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, San Diego, Las Vegas, Edmonton, Berlín, Barcelona, Bruselas, Munich, San Juan, Londres y Nueva Zelanda.

A esto sumaron una “campaña de ruido”, a realizarse el próximo sábado entre 9:00 y 10:00 horas, un “cacerolazo” pensando para quien no pueda desplazarse a una movilización en plazas públicas y desee manifestar su postura contra la imposición.

También lanzaron la convocatoria para que, a través del tópico #MéxicoNoTienePresidente, los inconformes lleven su protesta a las redes sociales.

Damián Camacho, representante del FPDT-Atenco, concluyó al decir que, el día en que Peña Nieto asuma la administración del gobierno federal, “se va a vivir un día de repudio por la inmoralidad con la que se hizo de la Presidencia de la República y cómo pretenden consumar la imposición. Hay muchas protestas sociales que se expresarán en todo el país. Reconocemos que el 1 de diciembre va más allá de nosotros. Es la consolidación del movimiento nacional antiPeña Nieto”.

 

Comentar este artículo