Despide CDHDF a Ebrard con recomendación para el rescate de Xochimilco

MÉXICO, D.F., (apro).- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) giró una recomendación al gobierno de la ciudad –la número 19/2012—para preservar el Área Natural Protegida (ANP) Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco y el polígono que comprende el Patrimonio Cultural de la Humanidad llamado “Centro Histórico de la Ciudad de México y Xochimilco”.

Según la CDHDF, dichas zonas se encuentran en riesgo debido a que las autoridades capitalinas, desde la jefatura de Gobierno hasta la delegación de Xochimilco, entre otras dependencias, han sido permisivas con los asentamientos humanos irregulares que afectan los derechos al medio ambiente sano, a la vivienda y a los beneficios de la cultura.

En su recomendación, el organismo que dirige Raúl Placencia, recomienda al gobierno de la ciudad implementar acciones encaminadas a la restauración ecológica, cultural y patrimonial de la citada Área Natural Protegida, así como evitar que dicha incremente su degradación ambiental.

De acuerdo con la CDHDF, a finales de 1998 un grupo de particulares ocuparon ilegalmente tierras en suelo de conservación de los parajes Toltenco, Almoloya, Coacalco, Trancatitla, Ohtenco, Amalacachico, La Noria, Atlipac, Savarioco y Cantapiedra en la delegación Xochimilco.

La ocupación fue denunciada en la Coordinación Territorial de Seguridad Pública y Procuración de Justicia XOC-1 por el delito de despojo. La autoridad determinó que era competencia de la Fiscalía Central de Investigación para Delitos Ambientales remitiendo dos de las averiguaciones previas a dicha Fiscalía, mismas que no se han integrado debidamente.

Por lo anterior, los peticionarios solicitaron la intervención del titular del GDF, Marcelo Ebrard, así como de los responsables de las secretarías del Medio Ambiente (Marta Delgado), Desarrollo Urbano y Vivienda (Felipe Leal), de la dirección general de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural, y de la jefatura delegacional de Xochimilco.

En 2001, una de las personas agraviadas adquirió un terreno en suelo de conservación en la colonia Amalacachico 3ª Sección. Un año después, él y su familia y otros habitantes de esa colonia fueron desalojados. Entonces, se instauraron mesas de diálogo entre esos pobladores y personal de la delegacional Xochimilco y de la Dirección de Asuntos Políticos de la dirección de Gobierno, entre otras autoridades, las cuales ofrecieron reubicarlos.

Entre los años 2008 y 2009, algunas familias fueron reubicadas en departamentos de la delegación Gustavo A. Madero; sin embargo, a las demás familias, entre las que se encuentra la del agraviado no se les ha reubicado aun, ni se les ha ofrecido un crédito de vivienda. Cabe destacar que la última reunión de trabajo se celebró el 21 de enero de 2011.

En 2003, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial en el Distrito Federal (PAOT) emitió la recomendación 07/2003  en relación con los asentamientos humanos irregulares en suelo de conservación, dirigida a la Secretaría del Medio Ambiente y a la delegación Xochimilco, quienes la aceptaron pero no la han cumplido o sólo lo han hecho parcialmente.

Para la CDHDF es importante subrayar que los asentamientos humanos irregulares descargan aguas residuales en los canales, lo que ha propiciado la contaminación de los mismos, la extinción parcial de la fauna y el deterioro general de la zona.

Un grupo de ejidatarios de la zona de suelo de conservación, ubicados en el polígono del Área Natural Protegida denominado “Ejidos de Xochimilco San Gregorio Atlapulco”, autorizaron al Comisariado Ejidal a introducir tierra fértil en sus parcelas; sin embargo, lo que se introdujo fue cascajo.

Al concluir su investigación, la CDHDF constató la existencia de un área de 41 hectáreas de asentamientos humanos irregulares y en crecimiento en la zona chinampera de Xochimilco, a pesar de que el uso de suelo para vivienda se encuentra prohibido.

La Comisión verificó la falta de eficacia en la instauración de procedimientos administrativos abiertos por la invasión del ANP, los cuales, no han sido ejecutados por falta de gestión de los mismos.

El problema principal de la zona Chinampera es la falta de aplicación de la ley. Los asentamientos humanos irregulares que se encuentran en el ANP son el resultado de las omisiones que la autoridad ha tenido en el sitio.

Con su aquiescencia para permitir los asentamientos humanos irregulares en la zona y las omisiones para resolver el problema que se presenta en la Recomendación, las autoridades han mostrado su indiferencia en resarcir el daño al medio ambiente, a la vivienda y el derecho a los beneficios de la cultura.

Por lo anterior, la CDHDF recomendó al GDF a girar de manera inmediata las instrucciones o, bien, las solicitudes de colaboración que correspondan, a las instituciones competentes para que se adopten las medidas necesarias y suficientes para salvaguardar la integridad física y psicológica de las personas peticionarias, así como para la protección de sus bienes y propiedades, de posibles actos de venganza y/o represalias por parte de cualquier persona por motivo de la emisión de la presente recomendación.

Además, establecer en un plazo de un mes una coordinación interinstitucional gubernamental y de los pueblos originarios de Xochimilco, en particular de las Chinampas, con el objeto de diseñar acciones encaminadas a la restauración ecológica, cultural y patrimonial del Área Natural Protegida, así como para garantizar que dicha área no incremente su degradación ambiental.

Y en un lapso de seis meses llevar a cabo los acuerdos y diligencias necesarias y suficientes para crear un entidad responsable de la administración de toda la poligonal que comprende el Decreto del Patrimonio Cultural de la Humanidad en Xochimilco, donde también se encuentra el ANP.

Dicho entidad deberá contar con independencia para la toma de decisiones en materia de protección, vigilancia y conservación de todos los bienes materiales e inmateriales que forman parte del polígono, Patrimonio Cultural de la Humanidad declarado por la UNESCO.

Asimismo, que en un plazo que no exceda de un año a partir de la aceptación de la recomendación, se restablezcan de manera integral los niveles hídricos de los humedales en las Chinampas que se han visto afectadas por los asentamientos humanos irregulares.

Esta recomendación tendrá que ser resuelta por la administración de Miguel Ángel Mancera, quien este miércoles asumirá la jefatura de Gobierno del DF.

Comentar este artículo