El rescate del Oviedo, golpe estratégico de Slim

Slim y Elías. Intereses globales. Foto: José Manuel Jiménez
Slim y Elías. Intereses globales.
Foto: José Manuel Jiménez

Con la adquisición del equipo de futbol español Real Oviedo, Carlos Slim refuerza su estrategia, que incluye la compra de los clubes León y Pachuca, para disponer de contenidos audiovisuales de alto impacto destinados a plataformas de distribución. El verdadero negocio, apunta un especialista en temas económicos, se encuentra en la capacidad con que cuenta el magnate para transmitir y explotar sus propios materiales a través de extensas redes y plataformas como UnoTV, Ora.com, Canal52, Dish y la productora DLA.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Durante años, los esporádicos negocios que el empresario Carlos Slim emprendía en España se topaban con el recelo de algunos altos ejecutivos de los principales consorcios españoles. Ejemplo de ello fue el reclamo que César Alierta, presidente de Telefónica, le hizo a Isidro Fáine, presidente de CaixaBank –entidad accionista de esa empresa–, por permitir que el mexicano invirtiera en la caja catalana, a sabiendas de la feroz competencia que sus empresas y Telefónica mantienen en México y América Latina por el mercado de las telecomunicaciones.­

“Slim entró al capital societario de muchas empresas, como Telefónica, de la mano de La Caixa, accionista de referencia en dichas sociedades españolas”, explica un consultor al reportero.

La crisis española ha cambiado las cosas para “el hombre más rico del mundo”. A través de Inmobiliaria Carso, compró al Grupo Prisa, editor del diario El País, un pequeño paquete de acciones –el 3.2%–, pero ya no encontró la reticencia de antaño.

El cambio radical se dio el pasado 17 de noviembre, cuando un comunicado confirmó que Slim adquirió 34% del club de futbol Real Oviedo, con una inversión de 2 millones de euros.

Fue el colofón de un largo proceso para salvar al Oviedo, un club de la Segunda División B, pero con 86 años de historia en el futbol español, que estaba bajo amenaza de disolución. El rescate de Slim llegó luego del esfuerzo realizado por miles de aficionados para salvar al conjunto mediante la compra de acciones.

La llegada del multimillonario mexicano al Oviedo fue recibida con euforia por los aficionados y con beneplácito por la ciudad de Oviedo, por el Principado de Asturias y por la prensa especializada. Así, Slim ingresa al futbol español, una posibilidad que se venía barajando desde hacía varios meses.

El pasado 1 de octubre, Toni Fidalgo, presidente del Real Oviedo, dio a conocer ante los reporteros deportivos la grave situación que vivía el equipo. Ya lo había divulgado antes en círculos vinculados al club y con empresarios asturianos.

De esta manera comenzó una campaña que se formalizó al día siguiente, el 2 de octubre, al publicarse en el Boletín Oficial del Registro Mercantil y en dos diarios asturianos la oferta de suscripción para ampliar el capital del Real Oviedo.

Se requerían 1 millón 905 mil euros para no incurrir en causa de disolución; es decir, para evitar el final de uno de los equipos más antiguos del futbol español. La fecha límite era el 18 de noviembre.

Durante todos los días en las siguientes semanas, los aficionados hicieron fila en las oficinas del club en el estadio Carlos Tartiere, de Oviedo, para comprar acciones. También echaron mano de las redes sociales para pedirle a la gente que se sumara a la compra de acciones a fin de alcanzar la cifra fijada.

 

Movilización cibernética

 

El llamado de auxilio encontró eco en el periodista inglés Sid Lowe, cronista deportivo del periódico británico The Guardian, afincado en Madrid. Muy activo en las redes sociales lanzó unos días después un twit #SOSOviedo, que se convirtió en trending topic y consiguió movilizar a miles de personas en el Reino Unido, Estados Unidos, Taiwán, México y países de varios continentes.

Ese mensaje llamó la atención de Arturo Elías Ayub, portavoz del Grupo Carso –propiedad del magnate mexicano Carlos Slim–, quien fue pieza clave en la compra del club de futbol Pachuca, en México.

A esto se añadió la iniciativa de dos periodistas ovetenses, Paco González y su colaborador Marcos López, en el programa Tiempo de Juego, de la Cadena COPE –grupo radiofónico propiedad de la Conferencia Episcopal de España–. El sábado 10 de noviembre, durante su transmisión, contactaron a Elías, a quien le propusieron que Slim comprara acciones del club.

El yerno de Slim cayó en una broma que el comediante Dani Martínez, colaborador de Tiempo de Juego, le hizo haciéndose pasar primero por Emilio Butragueño, luego por Hugo Sánchez y al final por Jorge Valdano, para convencerlo de que ayudara al club asturiano.

Paco González y Marco López no sólo trataron de sensibilizarlo para que Slim invirtiera en el Oviedo, sino que este último sirvió de intermediario para contactar a Elías con Fidalgo y el director técnico Félix Sarruigarte. Así empezó una discreta negociación que se prolongó durante varios días.

Innumerables muestras de la afición a través de las redes sociales acabaron de convencer a Elías. Entre los comentarios que colocó en su cuenta de Twitter, el director de alianzas estratégicas de Telmex escribió: “WOW La afición del #RealOviedo, sin duda es un equipo que no debe ni puede morir. Me tiene impactado”. Luego reconoció: “Me enamoré tanto de la afición del #RealOviedo que ya investigué. Saben que tienen una deuda fiscal de 12M de Euros?”. Incluso subió a su cuenta la liga con la broma que le hicieron los periodistas y el comediante.

El jueves 15, Fidalgo anunció que había unos 20 nuevos socios que compraron acciones por casi 1 millón y medio de euros. También mencionó que los resultados preliminares de una auditoría sobre las cuentas del club mostraron que había dos ingresos que no se habían considerado. El primero tiene que ver con los derechos de formación correspondientes al Oviedo luego de que el Valencia vendió a Juan Mata al Chelsea. El segundo es un contrato publicitario con el gobierno asturiano. Dijo que aunque el riesgo de disolución se había superado, era preciso continuar con el esfuerzo.

El mismo día terminaron las negociaciones con Elías, quien con el visto bueno de Slim aportó los 2 millones de euros. Con ello, Inmobiliaria Carso adquirió 34% de las acciones del Oviedo.

Para entonces clubes como el Real Madrid habían colaborado con 100 mil euros y el tradicional rival del Oviedo, el Real Sporting de Gijón, también participó. Pequeños clubes inclusive de otros deportes se unieron al esfuerzo y aportaron las ganancias de entradas a sus juegos.

Fue así como se logró salvar al equipo que milita en el Grupo 1 de la Segunda B, aunque en el camino quedaron inversionistas como Enrique Pina, empresario murciano, socio del Granada, quien exigía para desembolsar 1 millón de euros que el ayuntamiento de Oviedo le prestara su apoyo sin fisuras en futuras juntas de accionistas.

 

Rescate

 

Sid Lowe vivió en Oviedo entre 1996 y 1997, donde cursó parte de sus estudios de filología española e historia contemporánea. Sin planearlo acudió a casi todos los partidos del club de futbol local y le tomó tal cariño que lo convirtió en su equipo. Lo siguió incluso en partidos en Gijón, San Sebastián y Madrid.

El corresponsal deportivo de The Guardian relata a Proceso su historia con el club Oviedo y cómo se involucró en el apoyo para evitar su disolución. Reconoce que se siente “sobrepasado” por la repercusión de su twit #SOS RealOviedo, ya que gracias a este mensaje personas de 50 países participaron en el rescate del equipo mediante pequeñas aportaciones.

Al fin especialista en futbol y muy activo en redes sociales, Lowe obtuvo para el Oviedo importantes apoyos en el Reino Unido, porque en la Premier League han jugado futbolistas de destacada trayectoria que salieron del Oviedo, como Miguel Pérez Cuesta, Michu, Santi Cazorla y Juan Mata.

Considera que en esa campaña la afición tuvo un papel muy destacado. Lowe recuerda que cuando vivió en la ciudad asturiana el club tenía 34 años en primera división. “Siempre fue un equipo medio pero con una afición muy importante; a sus partidos acudían 18 o 19 mil personas”, recuerda.

El periodista sostiene que el futbol español, en general, tiene años sufriendo, incluso en tiempos de bonanza. Precisa que en el caso del Oviedo el problema han sido sus dueños y directivos que en el pasado se beneficiaron del equipo sin ver hacia el futuro. Asegura que el equipo ha sido víctima de batallas políticas. “Incluso, al Oviedo lo bajaron una división administrativamente, cuando los futbolistas denunciaron que no les habían pagado y eso es algo a lo que muy pocos clubes han llegado”, explica.

En 2003, prosigue, hubo una ampliación de capital y en el mismo momento el ayuntamiento regional abrió la posibilidad de que el gobierno regional retirara el apoyo institucional para dárselo a otro club que no tenía historia; no obstante, la movilización de los aficionados frenó esa intención. “En esa ocasión el oviedismo consiguió una especie de salvación política, demostrando a las entidades públicas que no podía ser, porque es el club de la ciudad y de la región, aunque también está el Gijón”, sostiene.

Recuerda el caso de Alberto González, quien llegó al equipo para ayudar, pero terminó defraudándolo por dos casos de desviaciones de recursos, y al ser perseguido por la policía fue a refugiarse en Cuba.

Confía en que esta ocasión todo será diferente, “porque la donación ha sido importante y porque Slim no es Alberto González. Éste es un magnate de pacotilla, mientras que Slim tendrá sus partes malas, pero presumo que es muy riguroso con el manejo de sus inversiones”.

Cálculo

 

Para Lowe, la inversión realizada por Slim no abrirá la posibilidad de obtener muchos beneficios económicos del Oviedo. “Creo que su motivación ha sido más en términos de solidaridad”, considera.

Al respecto, el periodista mexicano Samuel Aguilar tiene una opinión distinta. El pasado 30 de noviembre publicó en su columna “El Observador” del diario 24 Horas que Slim “no da paso sin huarache”, al referirse a sus recientes inversiones en el futbol mexicano (Pachuca y León) y español (Oviedo). “Son parte de la estrategia de hacerse de contenidos de alto impacto para sus plataformas de distribución ya disponibles y para las que, sabe, ya vienen, como la televisión digital terrestre y la televisión por internet que, a pesar de los pesares, son inminentes”.

El especialista en temas económicos añadió que la estrategia de Slim se relaciona con la puesta en marcha en México de Clarovideo, un servicio de video de paga bajo demanda que ya opera en Sudamérica. Agrega que el core-business está en “el agregado de contenidos” que el empresario posee para transmitir y explotar “a través de sus extensas redes y bajo todas las plataformas disponibles”, entre ellas UnoTV, Ora.com, Canal52, Dish y la productora DLA.

Por su parte, Lowe considera que es positiva la intención de trabajar con la cantera, de intercambiar futbolistas mexicanos e iberoamericanos con españoles, y de redireccionar los objetivos del club.

“No sabemos qué rumbo tomará todo esto, pero las cosas que salen del entorno de Slim, sobre todo de Elías, parecen muy sensatas; hablan de cosas que encajan con lo que tiene que ser el Oviedo, un club fundamentalmente de cantera”, dice.

El socio de Slim, el empresario Juan Antonio Pérez Simón, nacido en Asturias pero nacionalizado mexicano, declaró que él mismo trató de convencer al magnate para que ayudara al Oviedo.

“Cualquier asturiano que lo haya visto recientemente ha hablado con él sobre el Oviedo. Yo no soy la excepción. Quien me ha hablado más ampliamente sobre el equipo y su proceso de adquisición ha sido Arturo Elías, su yerno, quien se ha encargado de toda la negociación”, dijo al diario asturiano La Nueva España, el 30 de noviembre último.

“La inversión en el Oviedo vino a sumarse al anuncio que hace algunos meses hizo el Grupo Carso sobre la adquisición de una parte accionaria importante del Pachuca y del León. Puede haber interesantes ventajas en las tres operaciones”, expresó.

Y abundó: “En México, la exclusividad de la señal de televisión de los partidos del León la ostenta UnoTV, que forma parte de Carso. Ello le permite transmitir por internet los partidos del equipo. Lo mismo podría suceder para las retransmisiones de televisión por internet del Oviedo”.

Comentar este artículo