Chocan Segob y GDF por detenciones arbitrarias

Disturbios en el Centro Histórico el sábado pasado. Foto:
Disturbios en el Centro Histórico el sábado pasado.
Foto:

MÉXICO, D.F. (apro).- La detención masiva de jóvenes el pasado sábado 1, durante y después de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, desató ya la primera controversia entre las autoridades federales y locales.

Y es que mientras el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, reconoció que, en efecto, se cometieron arrestos arbitrarios, el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, rechazó que las fuerzas del orden hayan incurrido en excesos contra los manifestantes, a pesar de que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal ha documentado casos de arrestos ilegales e incluso de tortura.

En su primer día en funciones, el gobernante capitalino reconoció ante la periodista Carmen Aristegui, de MVS Noticias, que no todos los detenidos participaron en actos vandálicos.

“Estoy claro de que hay hechos que la sociedad condena, que hay gente que estaba en una manifestación, que siempre debe ser respetada y debe ser resguardada, incluso en el marco constitucional, porque ese es un derecho fundamental”, dijo.

Mancera informó también que ya dio instrucciones a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) para que analice detalladamente cada uno de los casos.

“Tenemos que hacer este análisis y tenemos que ver quiénes son los que en estas detenciones no tienen responsabilidad y no se acredita, y quiénes sí es muy claro que participaron con otro ánimo. Quienes no hayan participado en los eventos, quienes no tuvieran probable responsabilidad de manera sólida, de manera acreditada, tendrán su libertad”, subrayó.

Además, adelantó que la situación jurídica de las 69 personas detenidas –58 en el Reclusorio Norte y 11 en el Centro Femenil de Santa Martha– podría resolverse el próximo domingo 9.

Por su parte, el secretario de Gobernación rechazó que las fuerzas del orden hayan incurrido en detenciones arbitrarias y menos aun que se utilizaran balas de goma. “En todo momento se cuidó que la policía no llevara algún tipo de arma”, indicó.

Añadió:

“Lo único que se hizo fue contener a los manifestantes para que no pasará a mayores, y lo más importante es que se está investigando y están ahí las pruebas”.

Osorio Chong advirtió que hay que esperar el resultado de las investigaciones, aunque adelantó que en caso de que se compruebe que alguna autoridad utilizó armas será castigada.

Comentar este artículo