PRI toma la tribuna del Senado y exige la destitución de Cordero

Los priistas en la tribuna del Senado. Foto: Especial
Los priistas en la tribuna del Senado.
Foto: Especial

MEXICO, D.F. (apro).- Por primera vez en la actual Legislatura del Senado, las diferencias entre el bloque opositor (PAN-PRD) y la bancada del PRI provocaron que los diputados de este partido, encabezados por su coordinador Emilio Gamboa Patrón, tomaran la tribuna, entonaran el Himno Nacional y exigieran la destitución del presidente de la Mesa Directiva, el panista Ernesto Cordero.

La situación de rispidez ocurrió cuando Cordero Arroyo, al citar el artículo 59 del reglamento, párrafo segundo, decidió que no había quórum para continuar la sesión, ya que sólo estaban presentes 63 legisladores.

En ese momento se había votado la reserva que propuso el PRI para evitar que el Senado ratificara el nombramiento del comisionado nacional de Seguridad Pública, quien será el futuro responsable de la Policía Federal (PF), dependiente del titular de Gobernación.

Desde su curul, Gamboa Patrón reclamó airadamente a Ernesto Cordero. El líder priista sostuvo que sí había el quórum necesario y que no debía suspender la sesión.

En respuesta, Cordero reatificó el número de votos que se habían emitido y reiteró que suspendía la sesión por falta de quórum.

Esta decisión provocó que los legisladores del PRI y del PVEM decidieran tomar la tribuna del Senado y exigir la destitución del panista Cordero como presidente de la Mesa Directiva.

“Hiperconcentración” en Segob

El motivo de la disputa son los cambios en el artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (APF).

En contraste con la minuta aprobada en la Cámara de Diputados el 22 de noviembre, en el Senado el bloque opositor se mantuvo inamovible para incorporar una frase que ha generado la animadversión con el Revolucionario Institucional:
“El comisionado nacional de Seguridad Pública y el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad serán nombrados por el titular del Ejecutivo federal con la ratificación del Senado de la República”.

Durante toda la sesión, el PRI argumentó que la ratificación del Senado viola la Constitución y propuso, a través de la legisladora Cristina Díaz, que se realizara una reforma constitucional para que la Cámara alta pudiera intervenir en la ratificación del comisionado nacional de Seguridad Pública, nueva figura que sustituiría al titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

A su vez, el bloque opositor argumentó en tribuna que este cambio es necesario para evitar la “hiperconcentración” de funciones en la Secretaría de Gobernación (Segob).

En esa postura coincidieron Manuel Bartlett, senador petista y exsecretario de Gobernación, así como el perredista Armando Ríos Pitter, y los panistas Héctor Larios, Roberto Gil Zuarth y Javier Corral.

La diferencia en este punto no evitó que la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal fuera aprobada, en lo general, por 114 votos a favor, cuatro en contra y cinco abstenciones.

A pesar de eso, estará pendiente hasta la próxima semana la ratificación o los cambios en el Senado de la República.

Sin embargo, ello obligará a que el dictamen regrese a la Cámara de Diputados.

Comentar este artículo