Con Peña Nieto florece la industria del servilismo: AMLO

Andrés Manuel López Obrador, presidente del Consejo Político del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Foto: Miguel Dimayuga
Andrés Manuel López Obrador, presidente del Consejo Político del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- Andrés Manuel López Obrador, presidente del Consejo Político del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), criticó el primer “gasolinazo” del sexenio del priista Enrique Peña Nieto.

En su cuenta de Twitter @Lopezobrador_ escribió: “Lo único real es que EPN aumentó el precio de la gasolina y seguirá subiendo. Lo demás es puro atole con el dedo, con todo respeto al FUL”.

De forma mordaz, FUL serían las siglas del Frente Único de Lambiscones, palabras con las que se refiere a los políticos que alaban las acciones de Peña Nieto.

López Obrador acuñó el término el domingo 9. Ese día escribió en las redes sociales: “Algunas columnas de hoy indican que con EPN florecerá la industria del servilismo y renacerá el FUL (Frente Único de Lambiscones)”.

Un día después, redactó un mensaje más largo en el que comparó al gobierno de Carlos Salinas de Gortari con el de Peña Nieto.

El texto de cinco párrafos se tituló: “Ojo mucho ojo, que no te engañen! El Peñismo-Salinismo es privatizar, manipular y corromper”.

El tabasqueño aseguró que en el sexenio de Salinas de Gortari “se implementó la política del pillaje que siguieron aplicando (Ernesto) Zedillo, (Vicente) Fox y (Felipe) Calderón y que nos condujo a la actual tragedia nacional.

“Por eso no existe ninguna razón para suponer que, con el regreso del PRI, se producirán cambios y mejorará la situación económica y social del país. Más bien se acentuarán las privatizaciones, la manipulación y la corrupción. No podría ser de otra forma, esa es, digamos, la naturaleza del régimen, es lo que saben hacer y les ha permitido detentar el poder.

“Por ejemplo, ha quedado demostrado que en las áreas estratégicas del gobierno, Hacienda y Energía, fueron colocados salinistas incondicionales. ¿Cómo imaginar entonces que habrá cambios en política económica? Por el contrario, van a exacerbar la máxima neoliberal de privatizar las ganancias y socializar las pérdidas; ahora que lo traman, su principal propósito es entregar o apropiarse de la renta petrolera, compensando lo que dejaría de recibir la hacienda pública con el aumento de impuestos, en particular el IVA.

“En cuanto a la manipulación, el guión es obvio y cínicamente burdo. Tratan de suplir la falta de legitimidad y conseguir el apoyo popular, que no tienen y no pueden comprar, recurriendo al viejo truco de poner a todos sus voceros y emisoras en sintonía para difundir y repetir mentiras, sin escrúpulos de ninguna índole”.

Lo anterior explica, prosiguió López Obrador, “el bombardeo insinuando que Peña enfrentará a Televisa, que acabará con la violencia, que creará empleos, que se terminarán los privilegios fiscales, que habrá austeridad, que dejarán de robar; en fin, pura demagogia, apuntalada por la propaganda oficial y oficiosa.

“Lo único cierto es que continuará la corrupción en todos los niveles. Desde la compra de voluntades traficando con la pobreza de la gente, hasta el ‘maiceo’ al estilo porfirista, que ya está aplicando (el líder de los senadores priistas, Emilio) Gamboa con algunos senadores de ‘oposición’”.

Comentar este artículo